Archivo de Público
Lunes, 29 de Agosto de 2011

Muchas mujeres optan por "ligarse las trompas" en lugar del DIU

Reuters ·29/08/2011 - 17:36h

Por Genevra Pittman

Muy pocas mujeres optan por colocarse un dispositivo intrauterino (DIU) inmediatamente después del parto, aunque es uno de los métodos de anticoncepción prolongada más efectivos, y muchas eligen la ligadura permanente de las trompas de Falopio, según revela un estudio.

"Es importante saber que ambos métodos son igualmente efectivos, pero que (el DIU) tiene el beneficio agregado de que es reversible", dijo la doctora Eleanor Schwarz, experta en anticoncepción de la University of Pittsburgh, pero que no participó del nuevo estudio.

Hay dos tipos de DIU en Estados Unidos: uno de cobre (ParaGard) y otro que libera la hormona anticonceptiva levonorgestrel (Mirena).

El DIU se coloca en el útero, donde evita el embarazo por hasta cinco a 10 años. Pero si una mujer quiere quedar embarazada, ella o su médico pueden retirar el dispositivo.

En algunos casos, la ligadura de las trompas de Falopio o esterilización tubárica, que impide que los óvulos salgan de las trompas de Falopio, se puede revertir o las mujeres pueden utilizar la fertilización in vitro para volver a quedar embarazada. Pero esas opciones son invasivas y costosas.

El equipo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés), en Atlanta, utilizó una base de datos nacional de internaciones en 1.000 hospitales. La base incluye información de pacientes, diagnósticos y cirugías.

A cargo de Maura Whiteman, el equipo reunió datos de todas las mujeres internadas para tener un bebé y cuántas habían optado por un DIU o la esterilización tubárica en ese momento.

En el período 2001-2008 se colocó un DIU inmediatamente después del parto en uno de cada 37.000 nacimientos, según publica American Journal of Obstetrics and Gynecology. En cambio, se utilizó la esterilización tubárica inmediata en uno de cada 13 partos.

"La esterilización es una opción excelente para las candidatas adecuadas y que no quieren volver a quedar embarazadas", dijo Whiteman a Reuters Health.

Pero los autores sostienen que los resultados sugieren que la cirugía se está realizando con demasiada frecuencia si se la compara con el uso del DIU, en especial en algunos grupos de mujeres. Por ejemplo: el 15 por ciento con ligadura de trompas tenía menos de 25 años.

"La única ventaja de la esterilización tubárica es que dura para siempre. Eso, para algunas mujeres, se transforma en una desventaja", dijo James Trussell, investigador de la Princeton University que no participó del estudio.

También difieren los costos. Colocar un DIU cuesta entre 600 y 900 dólares, mientras que la esterilización cuesta algunos miles de dólares. En Estados Unidos, el seguro suele cubrir ambos procedimientos.

FUENTE: American Journal of Obstetrics and Gynecology, online 11 de agosto del 2011