Archivo de Público
Sábado, 27 de Agosto de 2011

La furia de 'Irene', en imágenes

PUBLICO.ES ·27/08/2011 - 14:57h

Un taxi inundado en las calles de Manhattan. AFP PHOTO








AP Photo/Charles Krupa - Los fuertes vientos han tirado árboles en algunas partes de la costa este estadounidense.


AP Photo/Mary Altaffer - Una calle del centro de Nueva York, inundada tras el paso de 'Irene'.


REUTERS/Chip East - Olas de gran tamaño golpean la costa de New Jersey.


REUTERS/Brendan McDermid - Vista de Times Square desde una ventana empapada por la lluvia.


REUTERS/Brendan McDermid - Los letreros luminosos de Times Square alertan de la llegada de 'Irene'.


AP Photo/Julio Cortez - Un hombre cruza una de las calles de Nueva York bajo la lluvia de 'Irene'.


AP Photo/Karly Domb Sadof - Imagen del 'skyline' neoyorquino cubierto por las nubes del huracán 'Irene'.


AP Photo/Mary Altaffer - Carteles advierten del riesgo de inundaciones en Nueva York.


Así lucen las estanterías de los establecimientos el día que llegó el huracán a las costas americanas. AFP


AP - El aire zarandea un barco en Willoughby Spit, en el área de Norfolk.


Un hombre tapia las ventanas de su casa en Manhattan. AFP


Estos hombres cargan los coches con sacos ante la inminente llegada de 'Irene'. AFP


La gente hace cola frente a los establecimientos para recoger comida. AFP


Estos hombres protegen los casinos de Atlantic City. REUTERS


Una carrera de seis millas mientras 'Irene' azota la costa. EFE


'Irene' se aproxima a Long Island. REUTERS


Una señal avierte de los peligros de realizar surf en Long Island, Nueva York. REUTERS


Barricadas contra el huracán. REUTERS


Una familia sigue las óredenes de evacuación lanzadas por el alclade de Nueva York, Michael Bloomberg. AFP


El huracán 'Irene' llega a las costas estadounidenses. REUTERS


Las aguas se muestran huracandas en la costa. AP PHOTO


Los fotógrafos se preparan para cubrir la llegada de 'Irene'. REUTERS


El huracán visto desde arriba. NASA


Los guardacostas observan la llegada del huracán desde la playa. REUTERS