Archivo de Público
Viernes, 26 de Agosto de 2011

Cirugía beneficia a pacientes con un tipo de cáncer pulmonar

Reuters ·26/08/2011 - 18:22h

Por David Douglas

Las personas con cáncer pulmonar de células no pequeñas (CPCNP) en estadio inicial viven por más tiempo si residen en regiones de Estados Unidos donde los médicos realizan más operaciones para tratar esa enfermedad.

Y esa relación se mantuvo aún en los pacientes más frágiles.

"Hallamos que las zonas donde más utilizaban cirugía tendían a influir en los pacientes mayores y más enfermos, y que obtenían mejores resultados en los pacientes con cáncer pulmonar precoz que las áreas donde menos se usaba cirugía", dijo la autora principal, doctora Nancy L. Keating.

Keating, de la Escuela de Medicina de Harvard, en Boston, escribió que "la resección proporciona la mayor posibilidad de curación", pero agregó: "Podría ser que el temor a causar daño (o tener malos resultados) cause esta subutilización de un tratamiento tan efectivo".

"Hay pacientes en los que los beneficios superan los riesgos, pero serían muchos menos que los que algunos médicos reconocen", opinó.

El equipo de Keating estudió una cohorte poblacional de más de 17.000 afiliados de Medicare de 66 años o más con CPCNP de estadio I o II diagnosticado entre el 2001 y el 2005. Con información de la base de datos SEER comparó las áreas con altas y bajas tasas de uso de cirugía curativa para el cáncer pulmonar inicial.

Menos del 63 por ciento de los pacientes se había operado en una región donde la cirugía no era tan frecuente y más del 79 por ciento se había operado en una región donde la operación se realizaba con frecuencia, según precisa el equipo en la revista Cancer.

Las zonas con altas tasas de cirugía registraban más operaciones en adultos mayores y con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que el resto de las regiones.

La mortalidad al año por cáncer pulmonar fue del 12 por ciento en las regiones con mayor cantidad de operaciones y del 17 por ciento donde menos cirugías se hacían.

FUENTE: Cancer, online 28 de julio del 2011