Archivo de Público
Viernes, 26 de Agosto de 2011

ETA decidirá en la Semana Santa de 2012 si continúa con la lucha armada

Según informaciones de TVE, la dirección de la banda estaría enviando cuestionarios a sus miembros para recabar opiniones

VASCO PRESS ·26/08/2011 - 17:34h

JOSÉ SIMAL (EFE) - La abogada Arantza Zuleta, detenida en julio de este año.-

ETA ha iniciado un debate interno sobre la continuidad o no del terrorismo, que durará hasta la Semana Santa del próximo año, según ha informado el Telediario de TVE y RTVE.es. La existencia de este debate habría sido comunicada al Ministerio del Interior por las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Según informaciones de la cadena pública, la dirección de la organización terrorista estaría enviando a todas sus estructuras un cuestionario que deberían responder, en el que se hace mención concreta al uso o no de las armas.

Las respuestas serían consideradas como "aportaciones generales" de la militancia y con ellas la dirección de ETA elaboraría una nueva estrategia que daría a conocer en la Semana Santa de 2012, en fechas concretas al Aberri Eguna, día de la patria vasca.

El primer paso del debate se estaría produciendo en las cárceles donde la banda terrorista tendría "especial interés en conocer la opinión de los presos". La discusión se habría extendido también a los etarras que están repartidos por diferentes países del mundo y a la estructura clandestina que opera en Francia y España. Según la información manejada por TVE, la dirección de ETA querría haber tenido acceso a la opinión de los presos este otoño aunque la detención de la supuesta responsable de esta tarea, la abogada Arantza Zulueta, retrasaría considerablemente los plazos.

La recogida de las diversas aportaciones de comandos y etarras repartidos por el mundo se realizaría por medios informáticos codificados por motivos de seguridad interna. En el caso de las prisiones, se recurriría a personas cercanas a los internos en los módulos. Cada preso tendría que responder al cuestionario y entregarlo al dinamizador de cada módulo que se encarga de que los documentos salgan de la cárcel.

La recogida de opiniones se realizaría por medios informáticos codificados

El método es largo en el tiempo por el gran número de reclusos de la banda, su distribución en 80 prisiones diferentes y las diversas dificultades para sortear la vigilancia penitenciaria.

Una vez tuviese en sus manos todas las opiniones, ETA decidiría si siguen con los atentados o lo dejan. Según TVE, las fuerzas de seguridad habrían detectado que varios etarras residentes en Cuba han abandonado el país recientemente para trasladarse a otros lugares con miembros de ETA deportados y debatir en esas naciones el futuro de la banda.

El proceso sería similar al que la dirección de ETA comenzó en 2007 cuando se decidió la continuidad de la lucha armada.