Archivo de Público
Miércoles, 24 de Agosto de 2011

Cirugía de apéndice menos invasiva se destaca en nuevo estudio

Reuters ·24/08/2011 - 17:39h

Por Frederik Joelving

Un nuevo estudio demuestra que una cirugía de apéndice mínimamente invasiva sería más conveniente y menos costosa en el largo plazo que la operación tradicional.

Con una técnica más suave, la laparoscopía, se realizan pequeñas incisiones en el abdomen para introducir una pequeña cámara que permite guiar la cirugía desde una pantalla.

Los médicos sostienen que este tipo de cirugía no causa tanto daño como el método "abierto" convencional, en el que se realiza una incisión abdominal de hasta 30,5 cm.

Pero los ensayos para comparar ambos procedimientos obtuvieron distintos resultados y algunos expertos siguen dudando sobre si la utilidad de la laparoscopía compensa su alto costo.

El nuevo estudio, publicado en Annals of Surgery, no lo responde, pero sugiere que la laparoscopía podría ahorrar miles de dólares en algunos pacientes cuando se consideran todos los costos (honorarios médicos, tarifas hospitalarias y costo de reinternaciones).

"Hay que tener en cuenta el costo total porque es lo que paga la sociedad", dijo el doctor Dmitry Oleynikov, director del Centro para una Tecnología Quirúrgica Avanzada del Centro Médico de Nebraska, en Omaha.

"El estudio demuestra cuáles son los beneficios de la laparoscopía en cada uno de esos aspectos, incluido el costo", dijo el autor principal.

Extirpar el apéndice es una de las cirugías de emergencia más comunes de Estados Unidos; cada año se realizan unos 750.000 procedimientos, según precisó Oleynikov.

Con su equipo, revisó los resultados de unas 40.000 cirugías (14.000 tradicionales y 26.000 laparoscópicas realizadas en decenas de centros médicos universitarios de Estados Unidos.

En los casos sin complicaciones, en los que el apéndice está intacto, ambas cirugías costaron casi lo mismo: alrededor de 7.800 dólares.

Además, los pacientes operados con laparoscopía tuvieron una mortalidad más baja que con la cirugía tradicional (un 0,07 frente a un 0,17 por ciento), menos reinternaciones y hospitalizaciones algo más cortas.

Pero en los casos con ruptura del apéndice, la cirugía abierta elevó el costo final a 17.594 dólares, comparado con los 12.125 dólares de la cirugía laparoscópica. Y los pacientes tratados con la técnica laparoscópica mejoraron mucho mejor que los del otro grupo.

"En las personas sanas, la mortalidad es muy baja para todos los pacientes. Pero cuando hay complicaciones, la laparoscopía es mejor. El ahorro es significativo cuando la cirugía convencional se realiza con la técnica laparoscópica", dijo Oleynikov.

Pero el autor reconoció limitaciones del estudio: se tuvieron en cuenta hospitales académicos y no fue un ensayo randomizado controlado, lo que significa que los pacientes estudiados podrían ser muy distintos, lo que explicaría por lo menos en parte las diferencias entre las cirugías.

De hecho, los pacientes operados con laparoscopía eran más jóvenes y no estaban tan graves. Esto podría haber sesgado los resultados en favor de la cirugía mínimamente invasiva.

FUENTE: Annals of Surgery, online 29 de julio del 2011