Archivo de Público
Martes, 23 de Agosto de 2011

Sarkozy y Obama acuerdan mantener el esfuerzo militar hasta que Gadafi se rinda

EFE ·23/08/2011 - 10:20h

EFE - La jefa británica de la diplomacia europea, Catherine Ashton, habla en una rueda de prensa después de una reunión sobre la crisis en Libia en la sede de la Comisión Europea en Bruselas, Bélgica, hoy, martes 23 de agosto de 2011.

Los presidentes de Francia, Nicolas Sarkozy, y de Estados Unidos, Barack Obama, acordaron hoy mantener el esfuerzo militar "en apoyo de las autoridades libias legítimas tanto tiempo como sea necesario", hasta que Muamar al Gadafi y sus fuerzas entreguen las armas.

Sarkozy y Obama mantuvieron hoy una "larga" conversación telefónica y, según un comunicado de la presidencia francesa, mostraron su satisfacción por los "avances decisivos logrados en los últimos días por las fuerzas del Consejo Nacional de Transición" y opinaron que el final del régimen de Gadafi "es ineluctable y está próximo".

En la nota se destaca que, "ahora que va a comenzar una nueva fase", tanto Sarkozy como Obama expresaron su voluntad de juntar a la comunidad internacional para ayudar al pueblo libio a "emprender la transición política con un espíritu de reconciliación y de unidad nacional".

El objetivo, apuntaron, es la edificación de una "Libia nueva, democrática y pluralista", para lo cual indicaron que, como se había anunciado, será útil la organización en París de una conferencia internacional de apoyo a ese país, aunque todavía no se ha fijado una fecha.

En su conversación, según el Elíseo, los dos presidentes analizaron también la situación económica y financiera internacional y decidieron "intensificar la coordinación entre sus respectivos países de cara a la cumbre del G20", que se celebrará en Cannes (sureste de Francia) en noviembre próximo.

El comunicado se conoció cuando, según varias cadenas de televisión árabes, unidades armadas de los rebeldes libios controlan totalmente el palacio-cuartel de Bab El Aziziya, residencia del coronel Gadafi.

La televisión catarí Al Yazira afirma que los habitantes de Trípoli comienzan a acudir a la zona donde los rebeldes celebran lo que han calificado de "la madre de todas las victorias", en alusión a la toma de ese edificio.

El ministro francés de Exteriores, Alain Juppé, había afirmado esta mañana a la emisora de radio Europe 1 que la preocupación de Francia "ahora es preparar la paz" y recordó que su país ha propuesto que el grupo de contacto para Libia, pensado para "la fase militar", se transforme en "un grupo de amigos de Libia para ayudar a la reconstrucción".