Archivo de Público
Martes, 23 de Agosto de 2011

Afganistán combate aumento poblacional con control de natalidad

Reuters ·23/08/2011 - 17:15h

Por Amie Ferris-Rotman

El Gobierno afgano está intentando detener el enorme crecimiento poblacional promoviendo el control de natalidad, pero estos esfuerzos chocan con la oposición de los referentes islámicos y ciertas advertencias que realizan los grupos de asistencia.

El Ministerio de Salud advierte que la población de Afganistán de 30 millones de personas se duplicará en algunos años, lo que estanca las oportunidades de crecimiento económico en uno de los países más pobres del mundo.

Pese a la creciente violencia y al aumento de las muertes civiles por la guerra contra los insurgentes, las mujeres afganas llegan a tener 6,3 hijos en promedio durante sus vidas, según datos de Naciones Unidas.

"En países como Afganistán, donde las mujeres son analfabetas y reprimidas, (la planificación familiar) podría ser difícil", dijo el martes a Reuters Wagma Battoor, desde la sede en Kabul de la organización contra la pobreza CARE.

Battoor se refirió a las declaraciones de la semana pasada de la ministra de Salud afgana, Suraya Dalil, quien dijo que el Gobierno lanzó un "esfuerzo multisectorial" que incluiría el uso de contraceptivos aunque no detalló qué tipo de control de natalidad quiere emplear el Gobierno.

Utilizar preservativos, píldoras anticonceptivas y otras formas de contraceptivos sería extremadamente difícil en Afganistán, que es una sociedad musulmana conservadora.

En las zonas rurales y los bastiones talibanes del sur y el este del país, muchas mujeres aún piden permiso a un pariente masculino para la mayoría de las decisiones, incluida la de dejar sus casas.

Battoor indicó que para que los contraceptivos funcionen en Afganistán, los hombres deben involucrarse.

"Además de brindar educación, asesoramiento y mejor acceso a los suministros para el control de la natalidad a las mujeres, es igualmente importante incluir a los hombres en la discusión sobre la planificación familiar", añadió la integrante de CARE.

Pero eso sería complejo a los ojos de los líderes islámicos.

"No está en nosotros controlar la reproducción de los niños", dijo Khalilullah Mohammad, profesor de ley islámica de la Universidad de Kabul.

El éxito relativamente elevado del control de natalidad mediante hormonas en países musulmanes más adinerados como Irán y Jordania generó la idea de que el control de natalidad por temor a la pobreza o para evitar la concepción permanentemente es ilícito según el islamismo.

"El Corán completo nos dice que no matemos a nuestros niños (...) Si alguien me pide un consejo sobre este nuevo plan, me opondré estrictamente", dijo Mohammad a Reuters.