Miércoles, 3 de Octubre de 2007

Sitges, carretera al infierno

TONI POLO ·03/10/2007 - 22:33h

Laura regresa al orfanato donde se crió y donde fue feliz de pequeña, y acabará buceando entre los fantasmas del pasado del caserón, descubriendo algunos de los secretos del que fue su hogar... Es la trama de El orfanato, el primer largometraje de José Antonio Bayona, que hoy abre la 40 edición del Festival Internacional de Cinema de Catalunya, Sitges'07. Los ingredientes de esta película, producida por Guillermo del Toro, plasman la apuesta del Festival: recuperar el cine de producción española, hacer hincapié en el género fantástico y apostar por las óperas primas.

Así, junto con directores consagrados como Jaume Balagueró, que dirige la exasperante Rec con Paco Plaza, destacan noveles como Nacho Vigalondo, que sorprende con Los cronocrímenes, una inquietante cinta en la que el protagonista se traslada al pasado y se encuentra consigo mismo.

El terror de toda la vida

El cine de terror por excelencia, el de toda la vida, tiene reservada la sección Midnight X-Treme. Dos nombres le dan a este género la relevancia que merece: Robert Rodríguez presenta Planet Terror, donde una pareja huye de un auténtico ejército de gentes afectadas por espantosas erupciones gangrenosas. La cinta forma parte del proyecto Grindhouse, junto a Death Proof, una obsesiva propuesta de Tarantino.

No podían faltar los muertos vivientes (American Zombie...), ni el nuevo cine asiático, que irrumpe con fuerza, como tampoco una nutrida representación del género fantástico catalán, que entra en la sección oficial, entre otras con las citadas Rec o Los cronocrímenes. También se rendirá homenaje a Blade Runner, por los 25 años de este mito de la ciencia ficción.

Los datos del festival

La muestra se abre hoy y se cerrará el día 14. Hasta entonces, se proyectarán 140 largometrajes y 45 cortos en sesiones desde las 10.00 a la madrugada. Los precios oscilan entre los 4,5 euros de las clases magistrales a los 7,5 de las sesiones especiales.