Miércoles, 3 de Octubre de 2007

El colesterol escapa al control de médicos y pacientes

Menos del 30% de los pacientes con riesgo de enfermedad cardiovascular consigue alcanzar los niveles de colesterol que establecen las Guías  Europeas de Prevención de las Enfermedades Cardiovasculares, la biblia médica sobre lo que debe hacerse para evitar las patologías cardíacas.

AINHOA IRIBERRI ·03/10/2007 - 22:30h

Estas enfermedades suponen la primera causa de muerte en España (en 2005 fallecieron por ellas 125.933 personas).

El dato no hace más que poner el dedo en la llaga sobre uno de los problemas que más preocupa a los médicos, lo difícil que resulta controlar los niveles de colesterol malo en sangre, que han demostrado ser uno de los factores de riesgo más importantes para tener problemas cardíacos.

Según el presidente del grupo de trabajo Corazón y Diabetes de la Sociedad Española de Cardiología, José Palma, para controlar el colesterol habría que concienciar a la población de los riesgos y conseguir que las autoridades hicieran campañas de prevención.

El problema del colesterol es preocupante en España. Entre el 50% y el 70% de la población de más 40 años presenta cifras elevadas de colesterol en sangre.

En palabras del cardiólogo del Complejo Hospitalario de Toledo Luis Rodríguez aproximadamente la mitad de estas personas sería susceptible de ser tratada con fármacos anticolesterol.

Dieta y ejercicio

Cuando a un individuo se le disparan las cifras de colesterol, lo primero que hará su médico es aconsejarle modificar sus hábitos de vida.

Esto implica cambiar radicalmente la dieta y hacer que en ella abunden frutas, verduras, legumbres, cereales y pescado, especialmente el azul.

Pero lo más importante es olvidarse de las grasas saturadas y lograr que los lípidos necesarios para el organismo vengan de otras fuentes, como los ácidos grasos presentes sobre todo en el aceite de oliva.En definitiva, lo que se recomienda es seguir la dieta mediterránea.

Sin embargo, la alimentación no lo es todo y la práctica regular de ejercicio (al menos tres veces por semana) es necesaria para reducir los niveles de colesterol.

A pesar de que las claves están claras, cada vez son más las personas con colesterol elevado y los expertos entonan el mea culpa. Apunta Rodríguez: “Conocemos muy bien el problema, pero lo tratamos mal. Podemos hacerlo mucho mejor”. Por último, advierten de que las mujeres no son, en absoluto, inmunes a este problema.

 

Las claves

1
Definición

El colesterol es una sustancia grasa natural presente en todas las células del cuerpo humano y necesaria para su funcionamiento.

2
Tipos

Para llegar a los distintos órganos, el colesterol se une a unas partículas llamadas lipoproteínas. Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) transportan nuevo colesterol desde el hígado a todas las células. Este colesterol se denomina ‘malo’ cuando su cantidad es excesiva y durante ese recorrido se deposita en la pared de las arterias, forma placas de ateroma y aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular.

3
Niveles

El colesterol LDL en personas sanas debe ser menor de 190 miligramos por decilitro  en sangre. El LDL no debe superar los 100 en enfermos cardiovasculares o de riesgo.

Noticias Relacionadas