Archivo de Público
Viernes, 19 de Agosto de 2011

¿La "curación del biocampo" puede aliviar la fatiga del cáncer?

Reuters ·19/08/2011 - 18:47h

Por Genevra Pittman

Un estudio sugiere que la "curación del biocampo" aliviaría la fatiga en las sobrevivientes de cáncer mamario.

En teoría, según explican los investigadores, esa terapia equilibraría el campo energético que rodea el cuerpo y eliminaría las sustancias tóxicas. Está asociada con el alivio del dolor y la ansiedad en algunos pacientes.

En el nuevo estudio, un tipo de curación del biocampo llamado quelación energética -en el que quien la practica coloca sus manos en ciertas posiciones sobre el cuerpo y en silencio- estuvo asociado con una reducción de la fatiga en mujeres que se acababan de recuperar de un cáncer mamario.

Pero lo mismo ocurrió con una terapia placebo, en la que científicos entrenados hicieron los mismos movimientos con las manos, pero sin concentrarse en la curación de la paciente.

"Parecería que el contacto, el reposo y la interacción con la persona que realiza la terapia importan", dijo la autora principal, Shamini Jain, de la University of California en San Diego, y del Instituto Samueli, en Alexandria, Virginia.

"Lo que aún no sabemos es si existen métodos específicos de la curación del biocampo que están por encima o debajo de eso", añadió.

El equipo de Jain publica en la revista Cancer que reunió a 76 mujeres que habían recibido tratamiento por cáncer de pecho en la década anterior y que sentían fatiga.

Al azar, el equipo les asignó cuatro semanas (ocho horas de sesiones) de curación del biocampo o una versión placebo de la terapia, pero sin que supieran cuál recibían.

A un tercer grupo se lo colocó en lista de espera y no recibió las terapias hasta después de la finalización del estudio.

Después de las sesiones, los dos grupos tratados sintieron menos fatiga que el grupo en lista de espera. Las usuarias de la versión real de la terapia sintieron también una mayor reducción de la "fatiga general" que las integrantes de los otros dos grupos.

No hubo diferencia entre los grupos en cuanto a la depresión.

En las usuarias de la curación del biocampo se observaron cambios de los niveles de cortisol, la hormona asociada con el estrés, la respuesta inmunológica y el metabolismo. Aunque el cortisol participa de la fatiga, el equipo desconoce el significado real de este resultado.

Independientemente de a qué grupo pertenecían, las participantes que creían que habían recibido la versión real de la terapia mencionaron una mayor calidad de vida en las cuatro semanas.

"Los resultados son promisorios, pero hasta ahora son muy limitados", dijo Susan Lutgendorf, de la University of Iowa, quien no participó del estudio y aclaró que no se trata de una terapia para reemplazar los fármacos u otros "tratamientos médicos efectivos", aunque las pacientes que así lo deseen pueden sumarla al tratamiento habitual.

"La fatiga es un síntoma muy vago y con gran variabilidad natural. Es totalmente subjetiva. Al medirla, los resultados podrían no tener significado alguno", dijo a Reuters Health.

Pero Jain consideró que los resultados fueron "alentadores" y que demandan más estudio, en parte porque muchas pacientes oncológicas sienten cansancio y "no existe un tratamiento de primera elección para la fatiga asociada con el cáncer".

FUENTE: Cancer, online 5 de agosto del 2011