Archivo de Público
Lunes, 21 de Enero de 2008

El papel institucional de Fidel Castro se decidirá el 24 de febrero

El anuncio pone día de caducidad a la incógnita de si el líder cubano, convaleciente desde julio de 2006, continuará al frente del Gobierno o asumirá algún otro papel.

EFE ·21/01/2008 - 04:46h

EFE - El reconocimiento a los votantes madrugadores es una tradición en las elecciones de la isla, con un Gobierno que siempre ha valorado y promovido la puntualidad y la temprana asistencia a las urnas.

Cuba cumplió hoy el trámite de sus elecciones generales para renovar la Asamblea Nacional (Parlamento) y fijó para el próximo 24 de febrero el momento en que se decidirá el papel institucional que juegue en adelante el líder Fidel Castro, de 81 años.

El presidente provisional de la isla, Raúl Castro, informó hoy de que en esa fecha se constituirá la Asamblea Nacional, en un acto en el que se designará al presidente del Consejo de Estado, órgano de Gobierno del que el convaleciente jefe de la revolución es presidente.

"El 24 de febrero. Se pensó inicialmente otra fecha, el 5 de marzo, pero había otra actividad y el 24 de febrero, que es cuando se proclamó la Constitución, día de comienzo de la guerra de independencia, es un buen día", indicó Raúl Castro en declaraciones a periodistas difundidas por la televisión cubana.

Raúl Castro hizo el comentario tras depositar a primera hora de la mañana el voto en su colegio electoral, en una jornada en la que más de 8,4 millones de cubanos están llamados a ratificar a los delegados a las Asambleas Provinciales y a los 614 candidatos a un número similar de escaños en el Parlamento.

El anuncio pone día de caducidad a la incógnita de si Fidel Castro, convaleciente desde julio de 2006 de una grave enfermedad intestinal que le obligó a delegar provisionalmente sus cargos, continuará al frente del Gobierno o asumirá un rol distinto.

También en esa fecha se determinará el papel de su hermano Raúl, de 76 años, si continuará gobernando provisionalmente y ejerciendo como primer vicepresidente el país, o finalmente se dará paso al relevo generacional largamente anunciado por los dirigentes cubanos.

Fidel Castro votó hoy desde el lugar en que se recupera y envió un mensaje elogiando la posibilidad de que los enfermos puedan entregar el sufragio en su domicilio, al tiempo que llamó a la población a mostrar al mundo la "conciencia" y la "cultura" de los cubanos.

El líder cubano, que no aparece públicamente desde el 26 de julio de 2006, se reunió esta semana con el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, en un encuentro del que la televisión cubana ofreció imágenes del anfitrión por primera vez desde mediados de octubre.

Lula aseguró que vio a Castro con una "lucidez increíble" y una "salud impecable" y listo para asumir su papel político en Cuba, pero el 16 de enero el jefe de la revolución reconoció no está capacitado físicamente para participar en actos públicos y se limita a hacer lo que puede: escribir.

Altos funcionarios del Gobierno, como el vicepresidente Carlos Lage o el titular del Parlamento, Ricardo Alarcón, reiteraron hoy su predisposición a reelegir a Fidel Castro para que continúe cinco años más en sus cargos al frente del Estado.

"Yo puedo anticiparle que yo voy a votar por él", dijo Lage tras participar en las elecciones, a las que no concurren partidos políticos, todos ilegales en la isla, salvo el Comunista, al que pertenecen la mayoría de los candidatos.

La cita electoral se desarrolló en la parte occidental de la isla bajo la influencia de los vientos y lluvias asociadas a un frente frío, que, en palabras de Fidel Castro, "pretenden conspirar" contra la jornada electoral, que terminará a las 18.00 horal local (23.00 GMT).

No obstante, en diferentes colegios electorales de La Habana se registraba ya antes de las 12.00 (17.00 GMT) una participación superior al 50 por ciento e, incluso, del 70 por ciento.

En la calle, Mario, de 45 años, indicó a Efe que acudió a votar temprano "porque, si no, te van a buscar a casa".

"Entre el papelazo de que te vayan a buscar a casa y venir, prefiero venir", comentó, al puntualizar que no se plegó al llamado oficial de votar "unido", es decir, a todos los candidatos propuestos en la papeleta "porque no todos son iguales".

Por su parte, Román, de 48 y directivo de una empresa del Estado sí dio el voto unido "por la unidad del pueblo cubano y del Gobierno y por los 49 años de la revolución".