Archivo de Público
Jueves, 18 de Agosto de 2011

Una dieta rica en potasio reduciría el riesgo de ACV

Reuters ·18/08/2011 - 16:39h

Por Amy Norton

Las personas que consumen gran cantidad de frutas, verduras y lácteos ricos en potasio serían menos propensas a tener un accidente cerebrovascular (ACV), según sugiere una revisión de 10 estudios internacionales publicada en la revista Stroke.

Los autores hallaron que el riesgo de tener un ACV disminuía a medida que aumentaba la cantidad de potasio que consumían los participantes: por cada 1.000 mg diarios más, la posibilidad de tener un ACV en los próximos cinco a 14 años descendía un 11 por ciento.

Eso, para los autores, se traduciría en un beneficio individual leve.

Además, los resultados no prueban que el potasio sea el responsable del efecto positivo, aunque refuerzan evidencias disponibles de que podría serlo, indicó la autora principal, Susanna C. Larsson, del Instituto Karolinska, en Suecia.

El potasio es un electrolito que el cuerpo necesita para mantener el equilibrio del agua y participa en el control nervioso y muscular, además de regular la presión.

Varios estudios habían sugerido que la dieta rica en potasio permite mantener la presión estable, lo que protegería del ACV y el infarto cardíaco.

De los casi 270.000 participantes adultos incluidos en la revisión, 8.695 (uno de cada 30) sufrió un ACV. La reducción del riesgo de tener un ACV observada con cada 1.000 mg más de potasio diario se registró tras considerar factores como la edad, el ejercicio y el tabaquismo.

El potasio estuvo asociado específicamente con la reducción del riesgo de tener un ACV isquémico (por un coágulo que obstruye una arteria cerebral), el cual representa el 80 por ciento de los ACV. Pero no influyó en el riesgo de sufrir un ACV hemorrágico (sangrado en el cerebro).

Si el potasio protege del ACV isquémico únicamente, los investigadores sostienen que eso sugeriría que sus efectos irían más allá de controlar la presión.

Los resultados coinciden con un estudio reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés), en el que se monitoreó durante 15 años a más de 12.000 adultos.

Los participantes que ingerían gran cantidad de sodio, pero poco potasio, eran más propensos a morir por cualquier causa durante ese estudio.

Eso es porque el potasio equilibra los efectos del sodio al mantener baja la presión y ayudar al organismo a eliminar líquido. De modo que la combinación de mucho sodio y poco potasio sería especialmente peligrosa para la salud.

Pero existen casos en los que hay que ser muy cuidadosos con el potasio, como en la población con enfermedad renal, que altera la capacidad del cuerpo de eliminar el potasio, y los usuarios de ciertos antihipertensivos.

Demasiado potasio en sangre puede causar hiperpotasemia o hipercalemia, un trastorno que provoca arritmias cardíacas riesgosas.

FUENTE: Stroke, online 28 de julio del 2011