Archivo de Público
Jueves, 18 de Agosto de 2011

Rangers lideran batalla contra muertes en combate evitables

Reuters ·18/08/2011 - 16:19h

Por Frederik Joelving

Luego de años de combatir en Afganistán e Irak, el 75 Regimiento Ranger eliminó un enemigo que todos los soldados enfrentan: las hemorragias fatales, el colapso pulmonar y otras lesiones que no necesariamente deben causar la muerte pero que a menudo lo hacen.

Durante una década de combate, el regimiento sufrió una sola de esas muertes "prevenibles", según un estudio publicado en Archives of Surgery.

"Los militares avanzaron enormemente en la atención de los heridos graves en combate", dijo el doctor Donald Trunkey, cirujano traumatólogo de la Oregon Health & Science University, Portland, y que trabajó con las fuerzas armadas, pero no participó del estudio.

Los Rangers son más de 3.500 soldados y constituyen la fuerza de elite del Ejército. Desde la década de 1990, el regimiento posee un sistema de respuesta para minimizar las muertes en combate. Todo el personal está entrenado en maniobras clínicas básicas de asistencia en el campo de batalla.

Según el teniente coronel doctor Russ Kotwal, el objetivo de ese enfoque, que habría que generalizar, es reducir tres causas de muerte comunes en el combate, pero que se pueden evitar: la hemorragia por la pérdida de una extremidad, el colapso pulmonar y la obstrucción de las vías respiratorias.

Según el sistema desarrollado por el equipo de Kotwal del Comando de Operaciones Especiales del Ejército de Estados Unidos, en Fort Bragg, Carolina del Norte, se registran y estudian todas las lesiones para realizar mejoras.

Luego de 10 años de información, Kotwal confía en que el esfuerzo logró las tasas históricas más bajas de mortalidad en combate.

Desde el 2001, los Rangers tuvieron 419 lesiones graves en combate que en el 8 por ciento de los casos causaron la muerte. Y eso no es estadísticamente distinto a la mortalidad de las tropas militares en general.

Una sola de las 32 muertes de los Rangers podría haberse evitado y ocurrió en el hospital.

Para explicar cómo funciona el sistema, Kotwal puso como ejemplo al sargento Leroy Petry, de los Rangers, al que hace un mes, el presidente Barack Obama le entregó la Medalla de Honor.

Mientras combatía en Afganistán, Petry y un par de soldados estaban en un corral de gallinas cuando una granada cayó junto a ellos. Antes de que pudiera explotar, Petry la agarró y la lanzó lejos. Aunque perdió la mano cuando la Granada explotó en el aire, el soldado salvó su vida y la de sus colegas.

Es muy difícil comparar la experiencia de los Rangers con la de otras tropas de Estados Unidos porque las circunstancias en las que combaten son distintas y porque están reuniendo datos sobre las muertes evitables. No obstante, Trunkey elogió el sistema porque obtuvo resultados tangibles.

FUENTE: Archives of Surgery, online 15 de agosto del 2011