Archivo de Público
Miércoles, 17 de Agosto de 2011

Salas emergencia rurales EEUU no incorporan receta electrónica

Reuters ·17/08/2011 - 18:13h

Los departamentos de emergencias de los hospitales rurales de Estados Unidos avanzarían más lento que los de los centros urbanos en la implementación de las recetas electrónicas.

El presidente estadounidense, Barack Obama, concentró en la tecnología de la información su plan para reducir costos del sistema de salud de Estados Unidos. Eso incluye el uso de la receta y la historia clínica electrónicas.

En el 2009, el Congreso autorizó el uso de hasta 27.000 millones de dólares para incentivar a los médicos y los hospitales a darle "un uso adecuado" a la tecnología de la información aplicada a la salud. En el 2015, recibirán multas aquellos que no lo hagan.

Ese "uso adecuado" incluye la implementación de sistemas electrónicos para recetar medicamentos, lo que reduciría los errores y mejoraría la seguridad. El sistema les proporciona a los médicos información sobre efectos adversos o interacciones de los fármacos, entre otros datos.

Pero el nuevo estudio sugiere que, por lo menos hasta el 2009, los departamentos de emergencias rurales iban muy por detrás de los hospitales urbanos en el uso de la receta electrónica.

Los autores hallaron que en el 2008 sólo el 30 por ciento de los departamentos de emergencias de cuatro estados habían "implementado por completo" la receta electrónica.

Pero la brecha entre hospitales urbanos y rurales era enorme: el 40 por ciento de las salas urbanas usaba receta electrónica, comparado con el 6 por ciento de las salas rurales. Los departamentos de emergencias rurales más cercanos a las ciudades estaban mejor posicionados: el 21 por ciento utilizaba la receta electrónica.

El estudio, publicado en Annals of Emergency Medicine, identificó también una gran diferencia entre los cuatro estados estudiados: Colorado, Georgia, Massachusetts y Oregon.

En Massachusetts, el 44 por ciento de las salas de emergencias usaba la receta electrónica, comparado con el 34 por ciento de Oregon y el 25 por ciento registrado en Colorado y Georgia.

El equipo del doctor Daniel J. Pallin, del Brigham and Women's Hospital, en Boston, desconoce las causas de esa disparidad. Los incentivos económicos federales "reducirían la brecha entre los hospitales urbanos y rurales, y aumentarían el uso de la receta electrónica en todo el país".'

Desde la promulgación de la ley del 2009, se destinaron otros 32 millones de dólares a ayudar a los hospitales rurales. Pero el equipo señala que los cambios comenzaron antes de la aparición de los incentivos.

En Massachusetts, la cantidad de departamentos de emergencias con receta electrónica en el 2008 era el triple que en el 2005, cuando apenas el 15 por ciento utilizaba las llamadas "e-recetas". Massachusetts fue el único estado con información disponible para el estudio desde el 2005.

El equipo sugiere que los dólares federales se invertirían mejor si, además de orientarlos a aumentar la cantidad de usuarios de las nuevas tecnologías de la información, se utilizaran para estudiar la efectividad y los costos de las distintas aplicaciones disponibles.

FUENTE: Annals of Emergency Medicine, online 1 de agosto del 2011