Archivo de Público
Miércoles, 17 de Agosto de 2011

Fármaco Savient para gota ayudaría en casos con pocas opciones

Reuters ·17/08/2011 - 15:56h

Por Genevra Pittman

Un nuevo medicamento inyectable de Savient Pharmaceuticals Inc ayudaría a algunos pacientes muy enfermos por la condición denominada gota, que no mejoran con el tratamiento habitual, según indicó un estudio.

La investigación fue diseñada y financiada por Savient, que comercializa el fármaco Krystexxa, o pegloticasa.

Los pacientes que consumían el medicamento presentaron menos síntomas de gota pocos meses después de iniciado el tratamiento, aunque también eran más propensos a tener una reacción grave a las inyecciones.

Los investigadores dijeron que la mayoría de los pacientes con gota no tiene una forma grave de la enfermedad y no debería usar esta medicación.

"El avance en los individuos (muy enfermos) es extremo", dijo a Reuters Health el autor del estudio, doctor Michael Becker, de la University of Chicago.

Los participantes del estudio habían "avanzado a un estado realmente severo (de la enfermedad) -en promedio discapacitante-, mala calidad de vida y mucho dolor", añadió.

"Esta no es una medicación para ser tomada por un grupo más amplio de pacientes", explicó Becker.

De los 5 ó 6 millones de pacientes estadounidenses con gota, alrededor del 3 por ciento no mejora con los fármacos habituales, como Lopurin y Zyloprim, o no puede tomarlos por otro motivo, señaló el equipo de Becker en Journal of the American Medical Association.

El año pasado, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por su sigla en inglés) aprobó Krystexxa, que se aplica a través de una inyección semana de por medio, para el uso en esos pacientes.

La gota es una forma de artritis que se produce cuando el ácido úrico -generalmente eliminado por el cuerpo mediante la orina- se acumula en las articulaciones y forma cristales, lo que produce inflamación y dolor.

Krystexxa funciona descomponiendo ese ácido úrico de manera que sea más sencillo para el cuerpo eliminarlo.

El reporte actual combina datos de dos ensayos farmacológicos que incluyeron a 212 pacientes con gota crónica.

Los participantes del estudio que recibieron la inyección del medicamento cada dos semanas durante seis meses fueron comparados con un grupo al que se le aplicaron inyecciones mensuales y otro que fue tratado con placebo.

"EFECTO ADVERSO"

Krystexxa logró reducir rápidamente los niveles de ácido úrico, pero esa respuesta no siempre fue duradera.

En promedio, los pacientes que recibieron la medicación presentaron mayores mejoras en su función física general y su calidad de vida, comparado con los que sólo obtuvieron inyecciones de placebo. A quienes se aplicó el fármaco con mayor frecuencia también informaron menos dolor.

No obstante, más de nueve de cada 19 pacientes reportaron al menos un "efecto adverso", incluidos brotes dolorosos de gota o reacciones a las inyecciones, con algunos casos de problemas respiratorios. Estas reacciones fueron más comunes en los pacientes que recibieron Krystexxa.

Algunos pacientes también informaron dolores de cabeza y náuseas.

Aun no está claro por cuánto tiempo los pacientes tendrían que recibir las inyecciones.

Becker dijo que los pacientes que no responden a Lopurin y Zyloprim tienen algunas otras alternativas farmacológicas, pero los medicamentos para la gota pueden requerir muchos años para actuar realmente.

Algunas personas con la enfermedad grave no pueden esperar tanto. Para algunos de ellos, los costos y los riesgos de Krystexxa valdrían la pena.