Archivo de Público
Viernes, 12 de Agosto de 2011

Inmunoterapia sublingual para alergia al polen da buen resultado

Reuters ·12/08/2011 - 17:49h

Un régimen de inmunoterapia sublingual (ITSL) antes y durante la época de alergia al polen reduce más de un tercio los síntomas después de tres temporadas.

El tratamiento tiene buena tolerancia y, de hecho, "los efectos adversos disminuyeron en cantidad e intensidad en tres temporadas", aseguran los autores de un nuevo estudio.

El equipo del doctor Alain Didier, del Hospital Rangueil-Larrey en Toulouse, Francia, comenta que estudios previos habían demostrado que, en el corto plazo, la ITSL controla la rinoconjuntivitis alérgica estacional.

En el nuevo estudio, publicado en Journal of Allergy and Clinical Immunology, el mismo equipo puso a prueba la efectividad en tres temporadas de alergias.

Durante ese período, 633 pacientes con rinoconjuntivitis alérgica estacional recibieron un tratamiento dos o cuatro meses antes del inicio de la temporada de alergia al polen y durante la temporada, ya sea con placebo o cinco píldoras de ITSL para polen (Oralair).'

La puntuación media ajustada de síntomas (AAdSS, por sus siglas en inglés) disminuyó un 20 por ciento en la primera temporada, un 34 por ciento en la segunda y un 37 por ciento en la tercera temporada en los grupos tratados con ITSL, comparado con el grupo de control.

No hubo diferencias significativas entre los dos grupos tratados con el fármaco. A la tercera temporada, la puntuación AAdSS disminuyó un 34,8 por ciento en el grupo bajo tratamiento cuatro meses antes y un 37,7 por ciento en el grupo bajo tratamiento dos meses antes, comparado con el grupo de control.

Determinaciones secundarias revelaron que la ITSL mejoró la calificación de todos los síntomas, el uso de terapia de rescate y la calidad de vida.

Los efectos adversos del tratamiento estuvieron asociados con el sitio de aplicación, como prurito oral o irritación de garganta.

La incidencia de esas reacciones localizadas disminuyó con los años en los pacientes tratados con ITSL (entre un 72 por ciento en el primer año en el grupo bajo tratamiento cuatro meses antes y un 39,2 por ciento en tercer año el grupo tratado dos meses antes).

El equipo concluye que el tratamiento con cinco píldoras "fue bien tolerado y efectivo para reducir anualmente los síntomas de la rinoconjuntivitis y el uso de medicamentos sintomáticos hasta la tercera temporada".

Y agrega: "Esto sugiere que no hay necesidad de utilizar una terapia continua anual. La efectividad clínica sostenida del tratamiento se demuestra con la reducción de otras puntuaciones de síntomas y el aumento significativo de los días sin síntomas ni medicación".

Stallergenes SA, que comercializa Oralair en Europa y solicitó su aprobación en Estados Unidos, financió la investigación. Varios autores declararon relación comercial con la empresa.

FUENTE: Journal of Allergy and Clinical Immunology, online 11 de agosto del 2011