Archivo de Público
Viernes, 12 de Agosto de 2011

Radiografías domiciliarias previenen delirio en adultos mayores

Reuters ·12/08/2011 - 17:43h

Por Rob Goodier

Las radiografías domiciliarias reducirían el grado de delirio que padecen los pacientes mayores durante el procedimiento.

Un estudio piloto sobre 69 pacientes halló que el 17 por ciento de los participantes a los que se les habían sacado radiografías en el hospital sufrió delirio y necesitó tratamiento.

"Las unidades portátiles modernas para sacar radiografías son lo suficientemente livianas como para llevarlas al hogar de los pacientes y evitarles a los más frágiles el trauma asociado con el traslado al hospital, los entornos desconocidos y otros efectos adversos relacionados", escribe en Archives of Internal Medicine el equipo de la doctora Vittoria Tibaldi, de la Universidad de Torino, en Italia.

La nueva investigación se suma a una gran cantidad de evidencias de que la atención en el hogar reduce los síntomas de la internación, como el delirio, las infecciones hospitalarias, las caídas y las complicaciones no intencionales que pueden causar los profesionales de la salud.

El equipo evaluó a 69 pacientes de 123 que reunían los criterios de selección en un programa de atención domiciliaria de un hospital.

Esos criterios eran: estar inmovilizado o usar silla de ruedas; ser enfermo agudo con riesgo intermedio o alto de sufrir delirio, y necesitar radiografías de tórax, pelvis, cadera, articulaciones, brazos, piernas, manos o pies.

Al azar, 34 pacientes recibieron atención domiciliaria y 35, atención hospitalaria.

En la mayoría, las radiografías se utilizaron para controlar una sospecha de insuficiencia cardíaca congestiva, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o neumonía.

La calidad de las imágenes tomadas en el domicilio y en el hospital fue similar; las radiografías confirmaron el 70 por ciento de las sospechas clínicas en ambos grupos.

El 17 por ciento de los pacientes hospitalarios desarrolló delirio a las pocas horas de la toma radiográfica, comparado con ninguno de los pacientes domiciliarios y el 94 por ciento calificó los procedimientos con un "muy bueno" o "excelente".

El resultado, según advierten los autores, estaría sesgado por el tamaño de la muestra y el alto nivel de experiencia de los equipos de atención domiciliaria que participaron. "De todos modos, el ensayo piloto sugiere que la atención está migrando al hogar", concluyó el equipo.

FUENTE: Archives of Internal Medicine, online 8 de agosto del 2011