Archivo de Público
Viernes, 12 de Agosto de 2011

Un nuevo fármaco mejora algunos casos de constipación crónica

Reuters ·12/08/2011 - 16:19h

Por Gene Emery

El fármaco experimental linaclotida proporciona alivio en algunos casos de constipación crónica, aunque en dos estudios publicados en New England Journal of Medicine la mayoría de los pacientes no logró beneficios importantes.

Más del 21 por ciento de los voluntarios mejoró con el fármaco, comparado con hasta un 6 por ciento del grupo tratado con placebo.

Pero el autor principal del estudio, doctor Anthony Lembo, del Centro Médico Beth Israel Deaconess en Boston, indicó que la tasa de satisfacción de los pacientes fue mucho más alta.

El 40 por ciento de los voluntarios de ambos estudios dijo que estaba bastante o muy satisfecho con el efecto del tratamiento en el movimiento intestinal, a diferencia de no más del 23 por ciento del grupo tratado con placebo.

Pero hubo efectos adversos. La diarrea hizo que uno de cada 25 pacientes tratados con linaclotida suspendiera el tratamiento, comparado con uno de cada 200 en el grupo de control.

Ironwood Pharmaceuticals y el Instituto de Investigación Forest, que financiaron y ayudaron a diseñar los estudios, desarrollaron el fármaco. Ambas empresas anunciaron el jueves que habían solicitado la aprobación del fármaco a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por su sigla en inglés).

Según los autores, una de cada cinco personas padece de constipación crónica, que se define como menos de tres movimientos intestinales por semana, con dolor, esfuerzo excesivo, sensación de obstrucción o heces muy sólidas. Los médicos recomiendan agregar líquidos, fibra y ejercicio, antes de usar laxantes.

"La constipación crónica puede afectar enormemente la calidad de vida", dijo el doctor David Schwartz, director del Centro de Enfermedad Intestinal Inflamatoria de la Vanderbilt University, que no participó del estudio.

"Si estos resultados se repiten en ensayos más prolongados, la linaclotida podría ser una opción efectiva y segura para estos pacientes, sobre todo los que no responden a los laxantes", agregó Schwartz.

Ambos estudios incluyeron un total de 1.272 voluntarios de más de 200 centros médicos de Canadá. Se los dividió en tres grupos similares tratados con 145 microgramos de linaclotida, el doble de esa dosis o placebo por lo menos 30 minutos antes del desayuno.

El tratamiento duró 12 semanas. Al inicio del estudio, todos movían los intestinos menos de tres veces por semana.

En uno de los ensayos, a la mitad de los pacientes se les cambió el tratamiento entre linaclotida y placebo al final de las 12 semanas.

El fármaco se consideró efectivo si generaba por lo menos tres movimientos intestinales por semana y sumaba un movimiento más semanal en por lo menos nueve de las 12 semanas. Los voluntarios utilizaron un sistema interactivo de respuesta por voz para registrar la evolución.

En ninguno de los ensayos la dosis más alta fue más efectiva que la dosis más baja. Los pacientes que reemplazaron el fármaco con placebo perdieron los avances logrados.

FUENTE: New England Journal of Medicine, 11 de agosto del 2011