Archivo de Público
Viernes, 12 de Agosto de 2011

Japón no descarta aplicar medidas alternativas para depreciar el yen

EFE ·12/08/2011 - 04:15h

EFE - El Gobierno japonés ha rebajado la previsión de crecimiento de Producto Interior Bruto (PIB) real para el actual año fiscal desde el 1,5 por ciento hasta el 0,5 por ciento, debido a los efectos del terremoto del 11 de marzo.

El ministro nipón de Finanzas, Yoshihiko Noda, dijo hoy que Japón podría implementar medidas alternativas a la intervención en el mercado de divisas para debilitar al yen, cuya reciente apreciación está afectando negativamente a su economía.

Noda, que no detalló esos mecanismos alternativos, hizo el comentario ante los rumores de que Suiza, cuya divisa también se ha estado fortaleciendo, podría aplicar medidas para depreciarla, incluyendo vincular su cotización al euro.

"Las respuestas a aplicar dependen de cada país. Si los movimientos unilaterales (en el mercado de divisas) continúan, entonces realizaremos análisis múltiples", dijo Noda, en declaraciones recogidas por la agencia local Kyodo.

Al igual que Suiza, Japón intervino recientemente en el mercado de divisas para tratar de depreciar su moneda, aunque el yen ha continuado encareciéndose frente a divisas de referencia como el euro y el dólar, que se están debilitando.

A este respecto, Noda se negó a analizar los efectos de dicha intervención, argumentando que la actual situación aún no permite una evaluación clara.

Hoy la cotización del yen ofreció algo de tregua a las autoridades monetarias niponas, ya que la moneda estadounidense se apreció levemente durante la sesión matinal en Tokio hasta la banda superior de los 76 yenes.

Esto aleja levemente a la divisa japonesa de su máximo histórico de posguerra de 76,25 unidades por dólar.

Las últimas subidas del yen se han producido en medio de la incertidumbre sobre la evolución de la economía global, lastrada por los problemas de deuda en EEUU y Europa.

Una divisa fuerte perjudica seriamente a los exportadores de Japón, ya que disminuye su competitividad y reduce sus beneficios en el exterior a la hora de repatriarlos.