Archivo de Público
Miércoles, 10 de Agosto de 2011

Comida chatarra sigue prevaleciendo en publicidad infantil EEUU

Reuters ·10/08/2011 - 18:04h

Por Amy Norton

Los niños de Estados Unidos están viendo en televisión menos publicidades de alimentos dulces y con grasa, pero esos productos siguen siendo los principales protagonistas de los avisos infantiles.

Es más, un equipo halló que los niños estaban viendo más publicidades de comida rápida en el 2009 que seis años atrás.

El estudio, publicado en Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine, apuntó a determinar los efectos de un programa voluntario de la industria alimentaria llamado Children's Food and Beverage Advertising Initiative (CFBAI), que comenzó en el 2006.

Actualmente, el programa incluye 17 empresas, como Coca-Cola, Kraft Foods, General Mills y Kellogg, que aseguraron haber mejorado el contenido nutricional de las publicidades en programas para niños menores de 12 años.

Los autores analizaron las publicidades en programas infantiles y todos los avisos que miran los niños menores de 12 años (según datos de la calificación de Nielsen).

El equipo halló que en el 2009, los niños veían menos productos ricos en grasa, azúcar y sodio en las publicidades de televisión que en el 2003. Pero la mayoría de las publicidades del 2009 (el 86 por ciento) seguía siendo de ese tipo de alimentos.

En el 2003, la carga de esos avisos era del 94 por ciento. Los niños de entre 6 y 12 veían un tercio más de esas publicidades que en el 2003.

"En general, se publicitaban menos productos (no saludables), lo que es una buena noticia", indicó Lisa M. Powell, de la University of Illinois en Chicago, y autora principal del estudio.

"Por otro lado, observamos un gran aumento de la cantidad de avisos de comida rápida", agregó.

Lee Peeler, portavoz de Council of Better Business Bureaus, responsable de CFBAI, dijo que el estudio "demuestra que se avanzó muchísimo". Pero criticó que el estudio haya tenido en cuenta todas las publicidades que ven los niños, en lugar de incluir sólo los avisos en los programas infantiles, que es a lo que apunta CFBAI.

"No usaron la medida correcta de la autorregulación de la industria", dijo Peeler.

En cuanto a los resultados sobre los avisos de comida rápida, el portavoz señaló que los investigadores se limitaron a la cantidad de publicidades y no analizaron el contenido.

Agregó que los dos gigantes del mercado de comida rápida que integran CFBAI, Burger King y McDonald's, modificaron los menús infantiles (y las publicidades) al incluir, por ejemplo, rodajas de manzana y leche descremada en lugar de papas fritas y gaseosas.

Un nutricionista de la Asociación Nacional de Restaurantes defendió el avance de la industria en el contenido nutricional. "Los restaurantes siguen innovando y ofrecen más opciones saludables para niños y adultos", dijo Joy Dubost a Reuters Health.

Hace un mes, el programa anunció que había elaborado criterios nutricionales unificados, según las guías alimentarias de Estados Unidos, referidos a los productos que se pueden publicitar para los niños. Hasta ahora cada empresa podía crear sus propias normas.

Esos criterios unificados entrarán en vigencia en el 2014. Incluyen normas como reducir de 12 a 10 gramos por porción la cantidad de azúcar en los cereales que se publicitan para los niños.

Pero no todos están de acuerdo.

En junio, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) convocó a prohibir las publicidades de comida rápida en programas infantiles de televisión, al señalar que las guías voluntarias de la industria no son suficientes.

La AAP recomienda que los padres limiten a dos horas diarias el tiempo que sus hijos pasan frente a la pantalla, ya sea de la televisión o la computadora.

FUENTE: Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine, online 1 de agosto del 2011