Archivo de Público
Martes, 9 de Agosto de 2011

Intercambio de opiniones entre pares reduce uso de test clínicos

Reuters ·09/08/2011 - 18:17h

Por Allison Bond

Un estudio demuestra que el intercambio de opiniones entre colegas ayuda a los médicos a indicar menos test innecesarios en pacientes a los que se les acaba de diagnosticar cáncer de próstata.

El entrenamiento en el uso de las guías más nuevas redujo a la mitad la cantidad de tomografías computadas (TC) y estudios óseos por imágenes solicitados a pacientes de bajo riesgo, lo que les ahorró gastos y efectos adversos potenciales.

"El estudio es un gran ejemplo de una nueva solución para un antiguo problema", dijo el doctor David C. Miller, urólogo de la University of Michigan. "Los médicos son el centro de la solución", agregó.

Un consorcio de cirujanos urólogos de varios estados del noroeste y Virginia analizó las prácticas diagnósticas de los médicos de 858 pacientes con cáncer de próstata en estadio inicial, medio o avanzado.

Para determinar si existe metástasis, muchos médicos indicaban una TC o un estudio óseo, aun a pacientes con tumores tempranos y con poca probabilidad de haberse diseminado.

Al inicio del estudio, el 31 por ciento de los pacientes con tumores de bajo o mediano riesgo se había realizado TC y el 28 por ciento, estudios óseos para hallar signos de metástasis. Ambos test exponen a los pacientes a radiación, que es un factor de riesgo oncológico.

Luego de intercambiar opiniones con colegas y recibir entrenamiento en las guías sobre el uso de esos test, los médicos aprendieron la lección.

Al final de los 16 meses que duró el estudio, el 16 por ciento de los pacientes con bajo o mediano riesgo se había realizado TC y el 13 por ciento, estudios óseos.

"Individualizar el intercambio de opiniones junto con el uso de la información disponible les muestra a los médicos cómo están trabajando y es una herramienta emergente para cambiar la atención", opinó Richard Hermann, director del Centro para la Evaluación y el Mejoramiento de la Calidad de la Atención en Salud Mental de la Tufts University.

La evaluación del cumplimiento de las guías médicas es un campo en crecimiento.

"Hay una evolución gradual en la forma en que se reúne y analiza la información. Hay un proceso de diseminación de la información que, desafortunadamente, no es demasiado sistemático", agregó Hermann, que no participó del estudio.

Descartar test innecesarios tiene varios beneficios, como reducir los gastos en salud y proteger a los pacientes de los riesgos de esos estudios.

En los hombres con cáncer de próstata inicial, los test de control pueden generar más estrés al identificar signos que demandan más pruebas, pero que no son peligrosos.

Son muchos los motivos por los que los médicos no cumplirían las guías nacionales de diagnóstico y tratamiento, sostuvo Miller. Algunos ni siquiera sabrían que existen.

Además, los médicos adoptarían los cambios lentamente si utilizaron los mismos métodos por décadas. "Con los años, se habrían acostumbrado a utilizar estos test de una manera muy distinta a la mejor práctica posible", dijo Miller.

El experto señaló que el estudio, publicado en Journal of Urology, demuestra que el cambio positivo proviene de la práctica médica.

"Para un médico es mejor escuchar a un colega sobre cómo modificar conductas, que a un agente de la compañía aseguradora o a un funcionario público", aseguró Miller.

FUENTE: Journal of Urology, online 23 de julio del 2011