Archivo de Público
Martes, 9 de Agosto de 2011

El primer ministro británico asegura que hará "todo lo necesario" para restaurar el orden

EFE ·09/08/2011 - 09:12h

EFE - Varios manifestantes saquean un negocio en Hackney, norte de Londres (Reino Unido) ayer 8 de agosto, durante el tercer día de disturbios tras choques entre manifestantes y la Policía, que han calcinado edificios, vehículos y tiendas en varios barrios y han provocado saqueos.

El primer ministro británico, David Cameron, aseguró hoy que se hará "todo lo necesario" para restaurar el orden en Londres y otras ciudades del Reino Unido, donde se ha extendido una ola de violencia callejera.

El "premier" dijo que esta noche se desplegarán 16.000 agentes en las calles de Londres para atajar unos disturbios que calificó de "delincuencia pura y simple", que debe ser "enfrentada y derrotada".

Cameron interrumpió ayer sus vacaciones veraniegas y reunió hoy a su gabinete de crisis para hacer frente a una ola de violencia en la que los últimos tres días se han producido más de 450 detenciones en Londres por incendios, saqueos y destrozos a la propiedad.