Archivo de Público
Lunes, 8 de Agosto de 2011

Terapia con temsirolimus sería efectiva contra cáncer ovárico

Reuters ·08/08/2011 - 18:24h

Por Gabriel Miller

El fármaco temsirolimus, un éster del sirolimus, sería efectivo para tratar a las pacientes con cáncer de endometrio recurrente o metastásico, según sugiere un análisis de los resultados de un ensayo de Fase II.

El equipo de la doctora Elizabeth Eisenhauer trató a 60 mujeres con 25 miligramos (mg) semanales de temsirolimus IV en ciclos de cuatro semanas.

A las 33 pacientes que nunca habían recibido quimioterapia se les aplicó un promedio de cuatro ciclos y se pudo evaluar la respuesta de 29 de ellas. Cuatro (el 14 por ciento) respondieron parcialmente en un promedio de 5,1 meses y en 20 (el 69 por ciento) se estabilizó la enfermedad durante 9,7 meses en promedio.

Veintisiete participantes que habían sido tratadas previamente recibieron tres ciclos de quimioterapia en promedio y se evaluaron los resultados en 25: una (el 4 por ciento) tuvo una respuesta parcial durante 4,9 meses y en 12 (el 48 por ciento) la enfermedad se mantuvo estable durante unos 3,8 meses.

Fatiga, prurito, mucositis y neumonitis fueron los efectos adversos más comunes. Las complicaciones hematológicas fueron leves en general y la más común fue la linfopenia; 16 mujeres sufrieron toxicidades de grado 3.

El temsirolimus inhibe la activación de la proteína mTOR y, según indica el equipo, atacar su vía de señalización activa la ruta de supresión de los tumores PTEN.

Los autores analizaron tejido tumoral de todas las pacientes para evaluar la relación entre los resultados terapéuticos y la expresión de PTEN y otras proteínas en la ruta de la mTOR. Para eso, utilizaron todos los subtipos histológicos del cáncer endometrial.

Finalmente, la pérdida de la proteína PTEN no estuvo correlacionada con la respuesta o la estabilidad de la enfermedad en mujeres expuestas o no a quimioterapia previa.

Eisenhauer, que dirige un programa para ensayos clínicos de nuevos fármacos del Instituto Nacional del Cáncer de Canadá en la Queen's University, en Ontario, dijo que los resultados tienen un efecto doble.

Por un lado, se deberían probar clínicamente las hipótesis sobre qué pacientes responderían a los nuevos fármacos dirigidos y los grupos de pacientes no deberían quedar fuera de esos ensayos, salvo que existan pruebas "irrefutables".

Por el otro, aún hay que encontrar al grupo de pacientes que mejor responde al temsirolimus; una vez determinado el biomarcador adecuado, el fármaco podría ser aún más efectivo en esa población.

FUENTE: Journal of Clinical Oncology, 2011