Miércoles, 3 de Octubre de 2007

El sindicato LAB prepara el relevo de Usabiaga

Forzado por los estatutos, dejará el liderazgo a Ainhoa Etxeade

España Redactor ·03/10/2007 - 21:08h

El sindicato LAB –una de las escasas marcas legales que le queda a  la izquierda abertzale y segunda fuerza sindical del País Vasco– afrontará durante los próximos meses el proceso de renovación de su dirección más importante de los últimos 15 años que desembocará en el ascenso de una nueva generación a su cúpula. 

En el propio sindicato existe el convencimiento de que ha llegado el momento del cambio, de pasar página, por la próxima marcha de Rafa Díez Usabiaga, que deberá dejar su cargo como secretario general en mayo de 2008, cuando cumplirá su tercer mandato, el periodo máximo previsto en los estatutos. Por ello, su relevo obligado se percibe en LAB como el agotamiento de un ciclo y el momento idóneo para abrir una nueva etapa con el ascenso a la primera línea de una nueva generación.

Quince años como líder

La necesidad de afrontar esta profunda renovación ha generado en LAB cierta incertidumbre. Un portavoz explicó que no se trata ya de que Rafa Díez Usabiaga haya liderado la organización desde 1992 –primero como coordinador general y ya desde 1996 como secretario general–, sino que su papel ha transcendido al ámbito político, hasta el punto de haberse convertido en un referente de la izquierda abertzale, sobre todo durante el último proceso de paz.

Las mismas fuentes indicaron que la renovación de la dirección, que concluirá en el Congreso previsto para la primavera de 2008, será equilibrada, ya que el planteamiento inicial es que integre a personas que forman parte ahora de la actual dirección y a “gente joven” que ya trabaja en las estructuras inferiores del sindicato. El salto generacional, en cualquier caso, está garantizado. De hecho, la persona que se perfila para relevar a Rafa Díez Usabiaga es la actual vicesecretaria de la organización, Ainhoa Etxaide, una joven guipuzcoana que ha crecido a su sombra.

El cometido de configurar la nueva candidatura corresponderá a la propia secretaria general, que también deberá elaborar antes de enero una ponencia que recoja un balance del último mandato y las líneas estratégicas para los próximos cuatro años, tanto en el marco socio-económico como político. “No habrá cambios respecto a los pilares que siempre ha defendido LAB”, adelantaron las mismas fuentes.

Mensajes no discrepantes

Precisamente, Díez Usabiaga quiso reafirmar ayer el mensaje de la izquierda abertzale tras la ruptura de la tregua de ETA y la propuesta del lehendakari. “Señor Ibarretxe, de una vez por todas el PNV que usted representa tiene que abrir las puertas a un marco democrático para todos los ciudadanos de todos los territorios de Euskal Herria. Ahí siempre se encontrará con la izquierda abertzale”, afirmó.

El secretario general de LAB también expuso sus reflexiones en torno al frustrado proceso de paz, de cuyo fracaso culpó a los socialistas. “Una vez más estamos ante un PSOE incapaz de abordar una segunda transición en torno al modelo territorial reconociendo la existencia de naciones”, dijo, antes de acusar a Ferraz de “estar contaminado del 'patriotismo constitucional' aznarista'”.