Archivo de Público
Viernes, 5 de Agosto de 2011

Crece el tabaquismo casual entre los estudiantes de EEUU

Reuters ·05/08/2011 - 16:01h

Por Bernd Debusmann Jr.

Los estudiantes secundarios de Estados Unidos no suelen ser grandes fumadores, pero el tabaquismo casual y ocasional está en aumento entre ellos, según señaló un nuevo estudio que alerta que incluso consumir pocos cigarrillos implica riesgos para la salud.

Un grupo de investigadores halló que el tabaquismo ocasional entre los adolescentes estadounidenses trepó del 67,2 por ciento en 1991 al 79,4 por ciento en el 2009, mientras que el gran consumo de cigarrillos bajó del 18 al 7,8 por ciento.

"Estamos viendo un fenómeno nacional amplio", dijo el doctor Terry Pechachek, coautor del estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés).

"Con menos cigarrillos, el efecto del precio, las políticas libres de humo y un cambio en la conciencia pública sobre el riesgo, los patrones de consumo más fuerte de tabaco se están volviendo muy raros", añadió Pechachek.

No obstante, el experto advirtió sobre la falsa creencia de que consumir cigarrillos de manera moderada es más seguro a largo plazo.

"Es importante señalar que el tabaquismo leve e intermitente también implica riesgos significativos para la salud", explicó Pechachek.

"Creemos que habría un patrón emergente. Quizás estemos creando un nuevo tipo de fumador que sería más duradero, que se está adaptando a los ambientes libres de humo y a las cambiantes normas sociales", agregó.

Pechachek indicó que el elevado porcentaje de fumadores intermitentes adolescentes es inaceptable. Los docentes y padres no deberían subestimar los riesgos.

"Es una conducta muy riesgosa. Queremos advertir a las personas que aunque ésta es una tendencia positiva, es altamente inaceptable tener tantos niños que se exponen a algo tan adictivo. El mayor peligro es minimizar el riesgo", añadió.

El estudio, publicado en American Journal of Preventive Medicine, definió a los grandes fumadores como personas que consumen 11 o más cigarrillos por día.

El tabaquismo moderado se consideró en aquellos que fuman entre seis y 10 cigarrillos diarios, mientras que el tabaquismo leve se ubicó entre uno y cinco cigarrillos diarios.

En el estudio participaron entre 14.000 y 16.000 estudiantes por año, quienes respondieron un sondeo nacional sobre sus hábitos de salud y consumo de tabaco.