Archivo de Público
Jueves, 4 de Agosto de 2011

Nebulizador inteligente refuerza terapia en fibrosis quística

Reuters ·04/08/2011 - 17:54h

La administración de dornasa alfa con un nebulizador inteligente potencia el efecto del medicamento significativamente, informa un equipo de investigadores de Holanda e Italia.

"Casi se duplicó la efectividad de un fármaco como la dornasa alfa en pacientes con fibrosis quística que ya lo estaban utilizando", dijo el autor principal, doctor Harm A. W. M. Tiddens, del Centro Médico de Erasmo, en Rotterdam.

"El nebulizador hace tres cosas importantes. Orienta la dornasa alfa directo a las vías aéreas pequeñas, donde la enfermedad es más grave; guía al paciente para que use la técnica correcta de inhalación, y controla el cumplimiento del tratamiento", explicó el experto.

En European Respiratory Journal, el equipo de Tiddens escribe que los nebulizadores disponibles depositan la mayor parte del fármaco inhalado en las vías aéreas grandes y muy poco en las vías aéreas pequeñas.

El inhalador Akita APIXNEB (Activaero) estudiado posee un mango de nebulización con una malla vibratoria. Deposita el 70 por ciento de la dosis en el pulmón, comparado con el 10-20 por ciento de los demás dispositivos.

El aparato dirige el flujo y la profundidad de cada inhalación, guía al paciente para utilizar la técnica correcta y controla la fracción de tiempo de inspiración durante la que se genera el aerosol. Esto se optimiza en cada paciente con una tarjeta según su capacidad inspiratoria.

El equipo le indicó a 49 niños tratados con dornasa alfa empezar a utilizar el dispositivo Akita durante cuatro semanas; al azar, los dividió en dos grupos de evaluación (central y periférico).

En los 44 chicos que finalizaron el estudio, el FEF75 (volumen espiratorio forzado al 75 por ciento de la capacidad vital forzada) aumentó significativamente: 0,7 SD (el 5,2 por ciento de la cifra predicha) en el grupo al que se le evaluaron las vías aéreas grandes y 1,2 SD (el 8,8 por ciento de la cifra predicha) en el grupo al que se le evaluaron las vías aéreas pequeñas.

"La efectividad de un fármaco inhalado no depende sólo de la adherencia a la terapia, sino aún más de la inhalación adecuada. Inhalar un fármaco correctamente todos los días no es fácil y la tecnología puede ayudar a los pacientes a hacerlo bien y maximizar el efecto del fármaco", destacó Tiddens.

El equipo escribió: "Es posible que la optimización de la técnica de inhalación utilizada en el estudio también ayude a pacientes con otras enfermedades respiratorias, como EPOC o asma".

Activaero GmbH proporcionó los inhaladores y apoyo técnico para el estudio.

FUENTE: European Respiratory Journal, online 7 de julio del 2011