Sábado, 19 de Enero de 2008

Los cubanos refrendan hoy al nuevo Parlamento con Fidel Castro entre ellos

EFE ·19/01/2008 - 22:16h

EFE - Aunque no hay margen a la sorpresa de que algún candidato se quede fuera del escaño al que aspira, el mensaje oficial ha llegado a la población y no pocos repiten en las calles que darán su "voto unido" el domingo.

Los cubanos refrendarán hoy a los 614 candidatos a diputados, entre ellos el líder cubano Fidel Castro, que aspiran a un número similar de escaños en el Parlamento de la isla en las elecciones generales que se realizan cada cinco años.

Las urnas de los 38.357 colegios electorales del país abrirán hoy a las 7.00 hora local (12.00 GMT) y cerrarán a las 18.00 (23.00 GMT), para que unos 8,4 millones de ciudadanos mayores de 16 años respalden a los candidatos por sus "méritos, calidad ético-moral y capacidad", según la propaganda oficial.

La coincidencia de horarios de los centros recreativos con el de las elecciones, sin partidos políticos -ilegales en la isla, salvo el Comunista (al que pertenecen buena parte de los candidatos)-, llevó a los dirigentes a tomar la decisión de no abrir el domingo los parques de atracciones de La Habana.

"Ningún parque va a abrir, nos dijeron que no va a abrir ningún parque por el día de las elecciones, fue una orientación del Gobierno", indicó a Efe una encargada de relaciones públicas del Parque Lenin de La Habana, que suele abrir al público entre las 10.00 y las 17.00 hora local.

En el barrio habanero de Miramar, donde se encuentra otro parque temático recientemente inaugurado, Teresa, de 42 años, hace cola frente a la ventanilla de entradas del circo, en el que a partir de las 19.00 comienzan su función los malabaristas y payasos.

"No voy a traer a mis hijos al circo porque el parque está cerrado", dijo a Efe Teresa, para quien la medida es adecuada, aunque "tal vez no hacía falta cerrarlo todo el día".

A la hora de apertura del circo ya habrán concluido los comicios, que marcarán el punto final de la participación de la población en un proceso que comenzó en octubre y pondrán en marcha el reloj de 45 días para la instalación del nuevo Parlamento, que designará al próximo Consejo de Estado, del que Fidel Castro es actualmente presidente.

Entonces, se desvelará la incógnita de si el dirigente cubano mantendrá sus cargos al frente del Gobierno o se producirá un recambio formal tras 50 años en el poder, aunque independientemente del resultado de la designación en el Parlamento, nadie en Cuba duda de que Fidel Castro continuará siendo el jefe de la revolución.

El líder cubano, convaleciente de una grave enfermedad que le obligó a delegar provisionalmente sus cargos en julio de 2006 en su hermano Raúl, está entre los candidatos y la semana pasada entró personalmente en la campaña a favor del "voto unido" en una de sus habituales "reflexiones", como denomina a sus artículos de opinión.

En su mensaje, divulgado el 8 de enero, Castro se refirió brevemente a las elecciones del 20 de enero, "en las que seleccionar candidatos no exige esfuerzo", apuntó.

"Soy decidido partidario del voto unido, fue lo que nos permitió evitar la tendencia a copiar lo que venía de los países del antiguo campo socialista", señaló Castro

La llamada al "voto unido", la elección de todos los candidatos que aparecen en la boleta electoral y que deben reunir el 50 por ciento o más de los votos para asumir un escaño, se repite desde hace días en todo tipo de medios y de las formas más diversas, a fin de que los cubanos obren "en conciencia" de esa manera.

En una de las pocas veces en que coinciden, casi todas las organizaciones de la disidencia en la isla opinan que las elecciones son "una burla" y "más de lo mismo", pero no han hecho llamamientos públicos a la población para que tomen la decisión de no votar o de hacerlo en blanco.

Aunque no hay margen a la sorpresa de que algún candidato se quede fuera del escaño al que aspira, el mensaje oficial ha llegado a la población y no pocos repiten en las calles que darán su "voto unido" el domingo.