Sábado, 19 de Enero de 2008

54-63. El Murcia gana en Madrid su primer partido a domicilio

EFE ·19/01/2008 - 21:56h

EFE - El pívot del Polaris World Murcia Juan José Triguero (d) lanza a canasta en presencia del pívot ucraniano Vitaly Potapenko, del MMT Estudiantes, en su partido correspondiente a la decimoctava jornada de la liga ACB de baloncesto que se ha disputado en el recinto Telefónica Arena de Madrid.

Un buen último cuarto, la calidad del estadounidense Jimmie Hunter, el pulso de Pedro Robles y el naufragio del Estudiantes en ese periodo final dieron al Polaris Worls Murcia la primera victoria de la temporada en pista ajena, un resultado que corta una tanda de cuatro triunfos colegiales.

Había muchas cosas compartidas en un duelo más del largo camino que ambos equipos están recorriendo. Los murcianos están en una tesitura que todavía les obliga a ganarse la permanencia. Los colegiales han empezado a pensar en la posibilidad de conseguirlo en las últimas semanas. Y los dos venían crecidos.

Los locales, porque la pasada jornada remontaron veintisiete puntos de desventaja en la pista del ViveMernorca en los últimos once minutos. El conjunto dirigido por Manolo Hussein, con la vitola de haber superado al Barcelona aunque, eso si, con un mal historial de resultados a domicilio desde que empezó la temporada.

Las coincidencias fueron más allá, brotaron incluso en la pista. Ahí marcaron también una senda casi idéntica. El Murcia abrió el fuego con cinco puntos seguidos de Hunter -una canasta de dos y un triple-. El Estudiantes los enjugó con otra seria calcada de otro norteamericano, Larry Lewis, que igualó el arranque.

A los técnicos se les presentó la primera adversidad con el mismo envoltorio: un jugador señalado -el estadounidense Chris Smith y el ucraniano Vitali Potapenko- sumaron la segunda personal prácticamente al unísono. Pero mientras los murcianos dominaban el rebote anclados a Juanjo Triguero, los madrileños acertaban con el aro. Un parcial de 11-0 en el que Sergio Sánchez jugó un acertado papel convirtió un 7-12 en un 18-12 y el periodo concluyó en manos colegiales (20-15).

Hunter y los jugadores exteriores del Polaris encararon bien la situación. El ítalo-argentino Federico Kammerichs empató a los catorce minutos (23-23) y, junto con el francés Stephane Risacher, materializaron el control del rebote en puntos mientras el canadiense-irlandés Jesse Young firmaba los mejores minutos desde que viste la camiseta colegial -anotó diez puntos hasta el descanso (33-31)- y sostenía en pie a los locales.

Young fue muy oportuno porque el Estudiantes regresó al parqué confiado. Al Murcia le va fatal jugar fuera de casa y el 8-2 que le recibió en la reanudación no ayudaba. Le permitió controlar la situación el bajón anotador experimentado, del que salió beneficiado.

Al Estudiantes, la parada del ritmo realizador le sentó peor. Se extravió. A Potapenko le cayó la cuarta y el 10-9 que culminó el periodo sólo reflejó la cruda realidad de diez minutos feos (43-40). El escenario, a fin de cuentas, no era cómodo para nadie. El Estudiantes, después de todo, se jugaba mucho, tanto como que, tras haber sido colista varias semanas, ganar consolidaba su reacción. Y eso importa cuando el siguiente adversario en el calendario se llama Real Madrid.

El Murcia también apostaba fuerte. Para refrendar lo que suma en pista propia necesita sacar partidos fuera. Perder otra vez quitaba lustre a la victoria sobre el Barcelona. Y el más valiente fue Jimmie Hunter. El estadounidense accionó al Polaris y, como al principio, se cruzó con Lewis, arrancó una falta y consiguió dos tiros libres que levantaban a los colegiales (52-53 m.39).

Intervino entonces un ex de la casa estudiantil, Pedro Robles, para recordar a la concurrencia su buen tino desde la línea de 6,25 metros (52-56) y apeló a la jerarquía de la cantera colegial Gonzalo Martínez (54-56), uno de los emblemas de la fábrica del Ramiro de Maeztu. Robles reivindicó la de los emigrados a otros clubes, pero esta vez en la línea de personal (54-60), justo después de dos tiros libres de Diego Fajardo.

El hombre del día, sin embargo, era Hunter. Otros tres tiros libres del norteamericano pusieron la guinda a su rentabilísima actuación en el Telefónica Arena y pararon los pies al Estudiantes a una semana del derbi en Vistalegre, en casa del Madrid. Ganar fuera de casa ya no es un imposible para el equipo de Hussein.

.

- Ficha técnica:

54 - MMT Estudiantes (20+13+10+11): Sánchez (10), Lorbek (7), Suárez (-), Lewis (13), Potapenko (2) -cinco inicial-, Pietrus (3), Jasen (4), Martínez (2), Morandais (3) y Young (10).

63 - Polaris World Murcia (15+16+9+23): Hunter (24), Thomas (-), Risacher (7), Kammerichs (8), Triguero (3) -cinco inicial-, Gavel (3), Fajardo (8), Robles (7) y Reiner (3).

Arbitros: Martín Bertrán, Alzuria y García. Excluyeron por personales a Morandais (m.40).