Archivo de Público
Lunes, 1 de Agosto de 2011

Crecen las lesiones en la Liga Mayor de Béisbol: estudio EEUU

Reuters ·01/08/2011 - 18:00h

Por Allison Bond

Las lesiones en los jugadores de la Liga Mayor de Béisbol (LMB) están creciendo, a pesar de los avances en los métodos de acondicionamiento físico y los tratamientos, publica American Journal of Sports Medicine.

El estudio, que es el segundo que analiza los patrones de lesiones en los jugadores de la principal liga de béisbol, se realizó con la cantidad de jugadores que aparecieron en la lista de "no aptos" durante siete años para medir el riesgo de los atletas de elite de sufrir lesiones.

"Existe poca información sobre las lesiones y su frecuencia en la liga mayor de béisbol", dijo Kenneth L. Cameron, director de investigación en ortopedia del Keller Army Hospital en West Point, Nueva York.

Al analizar las temporadas 2002-2008, el equipo de Cameron halló que las tasas de lesiones aumentaron casi un 40 por ciento a partir del 2005. Esto fue quizás, en parte, por la ofensiva contra el uso de esteroides durante ese período, ya que Cameron explicó que los fármacos para mejorar el rendimiento pueden acelerar la recuperación entre partidos.

"Cuando la política de fármacos cambió, habría modificado la tasa de lesiones", dijo.

Según los resultados, la naturaleza de las lesiones coincidió de una manera bastante predecible con las posiciones de los jugadores. Los lanzadores, por ejemplo, fueron más propensos a lesionarse los brazos, las muñecas, los codos o los hombros, mientras que los jugadores de campo tienden a lesionarse las piernas y la cadera.

"Los resultados confirman lo que esperábamos", dijo el doctor Douglas Comeau, deportólogo y profesor asistente de la Escuela de Medicina de la Boston University.

Las lesiones más comunes en los jugadores de campo son los desgarros de los músculos isquiotibiales y la ingle. Los lanzadores, en tanto, tienden a sufrir desgarros en los ligamentos del codo o el manguito rotador, comentó Comeau.

En el estudio, los lanzadores fueron los más lesionados (utilizaron el 62 por ciento de los días por discapacidad), comparados con los jugadores de campo o jardineros (con el 32 por ciento).

Pero, en general, la frecuencia de las lesiones disminuyó mensualmente entre abril y septiembre, que son los meses en los que comienza y finaliza la temporada de juego.

Para Comeau, el aumento inicial de las lesiones sería por la falta de acondicionamiento antes de los primeros partidos importantes de la temporada. Exigirle demasiado al cuerpo, en muy poco tiempo, es una trampa en la práctica, según el doctor Matthew Pecci, deportólogo del Centro Médico de Boston.

Los expertos coinciden en que el acondicionamiento y el descanso son herramientas clave para prevenir las lesiones tanto en los jugadores de béisbol de elite como en los atletas no profesionales.

"Para conservar la aptitud competitiva, la tendencia es entrenar cada vez más duro. Lo mejor sería hacerlo de manera inteligente", dijo el doctor Andrew S. Rokito, jefe de la División de Cirugía Ortopédica de Hombro y Codo del Centro Médico Langone de la New York University.

"No siempre lo mejor es hacer la misma rutina porque no implicaría un desafío físico", añadió.

Pero, cuando se modifica drásticamente, como cuando se agrega un programa de pesas, la buena técnica es esencial.

"Una forma inteligente de empezar a levantar pesas en el gimnasio sería hacerlo con orientación de un entrenador. Cambiar la rutina de ejercicio puede provocar lesiones", dijo Rokito.

Para evitar las lesiones en las ligas mayores, el equipo de Cameron llegó a la misma conclusión.

Los resultados del estudio podrían usarse para elaborar una base de datos de lesiones de la LMB "y para desarrollar e implementar un programa de entrenamiento de pretemporada y otro de acondicionamiento de temporada para prevenir lesiones".

FUENTE: American Journal of Sports Medicine, online 27 de junio del 2011