Sábado, 19 de Enero de 2008

La prevención contra el maltrato entra en las aulas

La violencia de género se debe atacar desde la adolescencia, según los expertos

PATRICIA RAFAEL ·19/01/2008 - 19:57h

"¿Por qué creéis que Rosalind no deja a su marido?", "Porque es tonta". Veinte alumnos de tercero de la ESO, contestan a las preguntas de la psicóloga Beatriz Santos, que imparte un taller sobre prevención de violencia de género en el instituto madrileño Isaac Peral. Acaban de leer el cómic Quiéreme bien, una historia de maltrato, en el que la canadiense Rosalind B. Penfold, una mujer maltratada durante años, plasma su experiencia. Y debaten sobre ello.

"Se sigue creyendo que la culpable en los malos tratos es la mujer, porque no abandona a su maltratador. Son estos estereotipos los que hay que cambiar", señala Santos. Precisamente, los expertos señalan que la adolescencia, entre los 12 y 14 años, es el mejor momento para modificar estos planteamientos establecidos. Así lo indican estudios realizados por la Fundación Salud y Comunidad, que imparte estos talleres en centros escolares de Madrid, Catalunya y Comunidad Valenciana desde el año 2000.

Maltrato y alcohol

Las sesiones están enfocadas además a la prevención de la violencia machista asociada al consumo del alcohol. Este factor se asocia al 50% de los casos de la violencia de género, según el Estudio Internacional sobre Género, Alcohol y Cultura (Proyecto Genacis) promovido por la Organización Mundial de la Salud. "Los chavales comienzan a tomar bebidas alcohólicas en la adolescencia, por lo que es en este tramo de edad cuando se debe comenzar a trabajar", indica Santos.

La psicóloga cree que para que se produzca el cambio, los adolescentes tienen que empatizar con la mujer, apoyarla y entenderla. Para ello les plantea un ejercicio: "Partes de la persona a la que más quieren, su madre, y les planteas que si alguien le estuviera haciendo daño, ¿la abandonarían?, todos responderán que no. Entonces habrán entendido que una mujer no es tonta por no dejar a su maltratador".

Los talleres, subvencionados por el Plan Nacional Contra las Drogas, son sesiones mensuales que se imparten durante todo el curso, en horario de tutoría. "La continuidad es fundamental para que los chavales vayan interiorizando poco a poco lo que deben evitar cuando sean mayores", señala la psicóloga. "Ahora quizá no lo veamos, pero lo pondrán en práctica dentro de cuatro o cinco años", añade. La metodología se lleva a cabo con actividades que requieren la participación de los alumnos, ya sea con dramatizaciones o con debates en grupo, para favorecer un ambiente distendido.

Los expertos coinciden en que es en la escuela donde debe comenzar la sensibilización. "La Ley Orgánica de Educación introduce ya desde Primaria la igualdad entre hombres y mujeres, así como su aplicación en situaciones de conflicto en los entornos inmediatos como pueden ser la familia o las amistades", señala Juan López, subdirector general de Ordenación Académica del Ministerio de Educación.

En Secundaria, a través de los contenidos de la asignatura Educación para la Ciudadanía, se fomentan aprendizajes como la prevención y protección integral de la violencia contra las mujeres. Esta lacra ya ha dejado cinco víctimas mortales en lo que va de año. En 2007 fueron 86.

Tres Comunidades díscolas

El Ministerio de Educación ha recurrido los desarrollos normativos de la LOE en relación con la Ley de Violencia de Género de La Rioja, Castilla y León y Madrid. A su juicio, en estas tres autonomías, los desarrollos de la LOE para Primaria no contemplan la prevención de la violencia de género, que además ha sido eliminados del currículo de Educación para la Ciudadanía. En un artículo de la Ley de Violencia de Género se establece que "la educación contribuirá a las habilidades para resolver conflictos de forma pacífica y promoverá la igualdad de oportunidades entre hombre y mujer".

"Los adolescentes son esponjas y por eso lo ideal es empezar cuanto antes con la prevención", explica la psicóloga, que trata de que los alumnos entiendan que "no se trata de que te quieran más sino mejor". Este es el mensaje final del cómic. "Si quererte es insultarte, eso no es quererte", les explica.

En el taller, la psicóloga propone a los chavales que imaginen un final para el cómic. Un grupo de ellos crea el más trágico. La protagonista no denuncia a su pareja, un día su marido la mata y después se suicida. "Es lo que los chicos ven en los telediarios, por eso hay que empezar a contar las historias positivas, porque hay muchas mujeres que han logrado salir", explica Beatriz Santos.