Sábado, 19 de Enero de 2008

Detenidos en Barcelona 14 islamistas que se preparaban para cometer atentados

EFE ·19/01/2008 - 09:26h

EFE - La Guardia Civil ha detenido en Barcelona a 14 personas presuntamente vinculadas con el terrorismo islamista, doce paquistaníes y dos hindúes, y realizó el registro de cinco domicilios en el barrio del Raval. En la imagen, fachada de la calle Maçanet, 5, donde la Guardia Civil realizó, esta madrugada, uno de los registros.

La Guardia Civil ha detenido en Barcelona a 14 personas presuntamente vinculadas con el terrorismo islamista que habían adquirido material susceptible de fabricar explosivos y se planteaban conseguir otros elementos con los que realizar eventualmente atentados.

Los detenidos, doce paquistaníes y dos hindúes, han sido arrestados en el marco de una operación en la que también se han registrado cinco domicilios en el barrio del Raval, en los que se ha encontrado diverso material que puede formar parte de explosivos o puede ser utilizado para fabricar explosivos, como cuatro temporizadores.

Así lo confirmaba en rueda de prensa el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien explicó que los detenidos estarían planteándose adquirir nuevos medios para fabricar explosivos y por tanto, "eventualmente realizar atentados violentos".

Las fuerzas de seguridad han podido acreditar que este grupo estaba "un paso más allá de la radicalización ideológica", que mostraban otros detenidos en otras operaciones policiales desarrolladas en los últimos años, que tenían que ver más con la financiación y la captación de personas.

Los presuntos terroristas islamistas, que mantenían reuniones en algunos lugares no precisados y de quienes se desconoce si tenían contactos con grupos radicales islamistas, estaban "aprovisionándose de material susceptible de formar parte de explosivos" y "estaban ya en la fase de actividad", según Rubalcaba.

"Cuando alguien tiene en su casa temporizadores, no hay más remedio que pensar que está planteándose acciones de tipo violento", subrayó el ministro, quien no obstante recalcó que por el momento no hay datos que permitan concluir que los arrestados planeaban un atentado inminente.

La operación permanece abierta a la espera del resultado de los análisis químicos y el examen del material informático y los teléfonos móviles incautados a los detenidos, que han sido trasladados a la Dirección General de la Guardia Civil en Madrid donde permanecerán hasta que pasen a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, cuyo titular es Juan del Olmo.

Los análisis del material incautado permitirán determinar la veracidad de las informaciones que la Guardia Civil recibió del Centro Nacional de Inteligencia y de otros servicios europeos sobre la posibilidad de que se estuviera preparando alguna acción terrorista en Barcelona.

Rubalcaba cree que no se puede decir que este tipo de terrorismo tenga preferencia por una Comunidad Autónoma respecto de otra, pero se ha mostrado prudente sobre las intenciones y el grado de preparación de este grupo.

El ministro recordó que España aparece como objetivo en los comunicados de Al Qaeda, al igual que otros países europeos, y resaltó que para combatir esta amenaza las fuerzas de seguridad mantienen una alerta permanente.

Durante el desarrollo de la operación, el ministro ha estado en permanente contacto con el conseller de Interior de la Generalitat de Cataluña, Joan Saura, quien ha desmentido "absolutamente" que Cataluña sea un "nido" de grupos islamistas.

No obstante, el conseller admite que "existe un riesgo" de posibles atentados de estos grupos, que también se da en otros países de la Unión Europea y del norte de África.

Al igual que el ministro del Interior, también el presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, desde Braga (Portugal) donde ha participado en la XXIII cumbre hispano-lusa, apeló a la prudencia ante el alcance de estas detenciones.