Sábado, 19 de Enero de 2008

Cerca de tres mil personas despiden a los náufragos del buque "Cordero"

EFE ·19/01/2008 - 16:59h

EFE - Imágenes tomadas por la tripulación del helicóptero de Salvamento de la Xunta el pasado día 15 del barco "Hermanos García Nodal" en las labores de búsqueda de los marineros desaparecidos en el naufragio del pesquero "Cordero".

Cerca de tres mil personas se congregaron esta tarde en la lonja de Ribeira (A Coruña) para participar en el funeral por Francisco Alboreda, el marinero fallecido en el naufragio del buque "Cordero" la madrugada del pasado martes frente a las costas de A Coruña, y los cuatro tripulantes que aún continúan desaparecidos.

La lonja de esta villa coruñesa, que vive volcada al mar, se quedó pequeña para acoger a todos los familiares y, sobre todo, compañeros del fallecido y de los desaparecidos, ya que el buque tenía su puerto base en esta localidad.

Las autoridades prepararon 1.200 sillas en el interior de la lonja, pero tanto en el interior como en el exterior, en donde cientos de personas siguieron el funeral por medio de megafonía, había personas en pie. En total, la policía municipal cifró la asistencia en unas tres mil personas.

Dos de los cuatro desaparecidos son vecinos de Ribeira, una localidad de 27.000 habitantes y uno de los principales puertos de bajura de la flota, mientras que los otros dos desaparecidos son de nacionalidad indonesia.

Precisamente, hoy han llegado a Ribeira dos representantes de la embajada de este país para interesarse por las tareas de búsqueda de sus compatriotas.

El "Cordero", un arrastrero de 1998, con casco de acero y unos 30 metros de eslora, se hundió la madrugada del pasado martes con ocho tripulantes a bordo, cinco gallegos y tres indonesios.

En las primeras horas tras el hundimiento, tres marineros fueron rescatados vivos, dos de ellos ya han sido dados de alta tras pasar unos días en el hospital, mientras que el otro, el patrón, continúa ingresado aunque ya se encuentra en planta tras haber pasado varios días en la UCI del hospital Juan Canalejo.

De los otros cinco marineros, sin embargo, tan sólo se ha podido recuperar el cadáver de uno de ellos, mientras que los otros cuatro continúan desaparecidos.

Estas son las últimas bajas que hay que lamentar de un sector que ha comenzado el año de forma trágica en Galicia, ya que en los quince primeros días de 2008 ocho marineros o trabajadores del mar han fallecido y cuatro están desaparecidos, como consecuencia de los accidentes registrados en este sector.

A pesar de los días transcurridos, el dispositivo de salvamento desplegado rastrea la zona en búsqueda de los cuatro desaparecidos, desde el área del hundimiento hasta Asturias, tanto en el mar como en tierra. Un avión y varios helicópteros apoyan desde el aire las tareas de búsqueda.

Esta mañana un pesquero ha recuperado un chaleco salvavidas en la zona del hundimiento del pesquero, que continúa hundido a unos 300 metros de profundidad en la zona de cabo Prior, a unas 30 millas al noreste de A Coruña.

El funeral estuvo oficiado por el arzobispo de Santiago de Compostela, Julián Barrio, y a él acudieron el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, el vicepresidente, Anxo Quintana, la ministra de Pesca, Elena Espinosa y su homóloga en el Gobierno autonómico, Carmen Gallego, así como el conselleiro de Trabajo, Ricardo Varela y el delegado del Gobierno, Manuel Ameijeiras.

También acudió una delegación de los tres partidos con representación en el Parlamento gallego (BNG, PSdeG y PPdeG), así como diversos alcaldes de la comarca y otras autoridades civiles y militares, así como una numerosa representación del sector del mar.