Sábado, 19 de Enero de 2008

La CE opea asegura que tanto el Gobierno keniano como la oposición aceptan las nuevas negociaciones

EFE ·19/01/2008 - 20:25h

EFE - El comisario europeo de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, el belga Louis Michel, hoy en rueda de prensa en Nairobi (Kenia).

Nairobi, 19 ene (EFE). El comisario europea de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, el belga Louis Michel, declaró hoy en Nairobi que el Gobierno de Kenia como la oposición están dispuestos a sentarse de nuevo en la mesa de negociaciones para limar diferencias y encontrar una solución pacífica que ponga fin a la crisis que vive el país.

Michel se entrevistó con el presidente keniano, Mwai Kibaki, así como con el vicepresidente del país, Musyoka Kalonzo, y los principales ministros del Ejecutivo y también conversó con el líder del Movimiento Democrático Naranja (ODM), Raila Odinga.

El comisario aseguró que ambas partes desean negociar y que "existen vastos espacios para alcanzar un acuerdo mediante el compromiso".

Michel indicó que acudió a Kenia debido a la presión de la opinión pública europea, los países e instituciones de la Unión Europea (UE), pero que no estaba en Nairobi para "mediar o dar consejos moralizadores sino para escuchar, ser informado e informar a su vez".

Para Michel, es necesario alcanzar un alto el fuego tanto real como retórico. "Kibaki me ha prometido abrir una investigación sobre los actos violentos cometidos por sus fuerzas de seguridad pero también me ha explicado que la presencia y actuación de las fuerzas del orden son vitales para recuperar la calma en el país", dijo Michel.

En cuanto a Raila Odinga, Michel afirmó que la oposición también quiere regresar a la mesa negociaciones. En ese sentido la llegada el martes del ex secretario general de la ONU Kofi Annan se antoja esencial, en palabras de Michel. "La Unión Europea apoyará moral y financieramente la misión de Annan".

Para ello, el comisario consideró peligroso convocar más acciones pacíficas en las calles, tal y como anunció por la tarde Odinga, quien pidió a sus seguidores nuevas protestas el próximo jueves. "No estamos en el momento adecuado", advirtió Michel, que agregó que "la dureza de los enfrentamientos entre seguidores de Odinga y fuerzas de seguridad pero también la violencia étnica no permiten que se produzcan más manifestaciones".

Michel dejó claro que la postura de la UE es coherente con los ideales de paz y democracia. Al respecto, lamentó la situación que atraviesa Kenia, un país "modelo por sus instituciones y ejemplar para la región".

El comisario señaló que las futuras conversaciones entre gobierno y oposición tienen que ser exitosas y que deben servir para "mejorar y consolidar las instituciones de un país ya democrático pero con fisuras constitucionales".

Michel fue más lejos subrayando la importancia de Kenia en la zona puesto que se trata de un país comprometido con la lucha contra el terrorismo y los extremismos. "Sabemos", terminó, "que hay vecinos extremistas y por eso Kenia tiene que recuperar la tranquilidad y la paz para proseguir su programa democrático y servir de nuevo de ejemplo para toda la zona".

Según Michel, que espera entrevistarse con Annan el próximo martes, gobierno y oposición deberían reunirse la semana que viene.

Sin embargo el comisario rechazó contestar a la pregunta sobre la legitimidad del gobierno de Kibaki declarando que "no estaba en Kenia para echar más leña al fuego".