Sábado, 19 de Enero de 2008

Tipsarevic obliga a Federer a dejarse la piel para pasar a octavos

El suizo se encontró varias veces contra las cuerdas y estuvo a punto de perder ante el serbio en la tercera ronda del Abierto de Australia

AGENCIAS ·19/01/2008 - 18:01h

El serbio Janko Tipsarevic sometió a un durísimo castigo al suizo Roger Federer, que necesitó lo mejor de sí mismo, 39 saques directos y cuatro horas y 27 minutos de lucha para doblegar a su rival y alcanzar los octavos de final del Abierto de Australia.

Federer se impuso por 6-7 (5), 7-6 (1), 5-7, 6-1 y 10-8, pero estuvo tres veces a solo tres puntos de una derrota que hubiera abierto las posibilidades reales del español Rafael Nadal de convertirse en nuevo número uno del mundo, si el de Manacor ganase luego el torneo una vez eliminado el suizo.


El de Basilea sintió en sus carnes la sombra de la derrota ante Tipsarevic, un jugador que entrena ahora el español José Perlas, duro como el granito y que entre sus múltiples tatuajes lleva uno en japonés en su antebrazo derecho que dice: "La belleza salvará el mundo". Tanta fue la tensión del encuentro, que su compatriota Novak Djokovic suspendió su conferencia de prensa después de ganar al estadounidense Sam Querrey porque no quería perderse el final del Federer-Tipsarevic.

Las lluvias obligaron a suspender todos los partidos que tenían previsto disputarse en las pistas exteriores de Melbourne Park, y el torneo se refugió en las dos únicas que poseen techo retráctil, la Rod Laver Arena y la Vodafone.

Siguen adelante James Blake y el joven croata Cilic 

Y sin viento, el juego se transformó notablemente a favor de los grandes sacadores. Una jornada después de la despedida de Andy Roddick, su compatriota James Blake estuvo a punto de acompañarle, pues se acercó a solo dos puntos de la derrota ante el francés Sebastien Grosjean. El americano había perdido los dos primeros sets y estuvo abajo en el cuarto 4-1 con dos saques rotos, pero fue capaz de ganar por 4-6, 6-2, 6-0, 7-6 (5) y 6-2.

Grosjean había jugado dos sets magníficos, con solo 15 errores no forzados entre ambos, pero dejó entrar en el partido a Blake en el tercero. No obstante en el siguiente recuperó su movilidad y se adelantó en el marcador para forzar el desempate donde estuvo a dos puntos de conseguir su objetivo (5-5) pero fue Blake quien ganó este juego corto y luego el partido en tres horas y 28 minutos.

Su rival será ahora Marin Cilic, un croata de 19 años y cuatro meses, de 1,96 de estatura, 57 del mundo, campeón júnior de Roland Garros en 2005, que el chileno Fernando González ha utilizado a veces como "sparring" y que le pagó así su confianza. Cilic venció al finalista del pasado año, un hombre que fue capaz de vencer a Federer en la primera fase de la Copa Masters de Shanghai en 2007, por 6-2, 6-7 (4), 6-3 y 6-1.

Cilic tiene como entrenador al francés de origen español Boris Vallejo, y se entrena en San Remo, pero fue captado por el técnico australiano Bob Brett en París tras una llamada de Goran Ivanisevic a éste para se interesase por él. Su ídolo, evidentemente es Ivanisevic, con quien se ha entrenado en varias ocasiones. Nuevo en esta instancia en un Grand Slam, es el más joven de los que quedan en el cuadro.  

En el cuadro femenino avanzaron a octavos, la serbia Ana Ivanovic (4), la rusa Maria Kirilenko (27) y la polaca Agnieszka Radwanska (29) que dejó fuera del torneo a la rusa Svetlana Kuznetsova (2), por 6-3 y 6-4. "No jugué contra ella, jugué contra mí", dijo la campeona del US Open del 2005 para explicar su derrota.