Miércoles, 3 de Octubre de 2007

"Los cortos tienen más calidad que los largos en todo el mundo"

Ganador del premio al mejor cortometraje europeo dela 64 edición de la Mostra de Venecia con su trabajo "Alumbramiento"

Eduardo Bravo ·03/10/2007 - 20:47h

Con tan solo dos cortometrajes a sus espaldas, Contracuerpo y Alumbramiento, Eduardo Chapero-Jackson se ha convertido en uno de los realizadores más prometedores del actual panorama cinematográfico español. Una hazaña a la que ha contribuido, además de su talento, la obtención de numerosos premios. El más reciente, el conseguido por Alumbramiento en la 64 Edición de la Mostra de Venecia. Un reconocimiento que da acceso a participar en los Premios de la Academia Europea de Cine, que a su vez dan acceso a participar en los Oscar de la Academia de Hollywood, cosa que ya ha logrado con Contracuerpo, trabajo que participará en la edición que se celebrará en febrero de 2008.Antes de ser director, trabajó desarrollando guiones y coordinando producciones.

¿Ha sido útil esa experiencia para planificar sus cortos? ¿Producción y creación van por diferentes caminos?

La verdad es que no. Contracuerpo era un guión difícil de producir, muy abstracto y con localizaciones complicadas. Por otra parte, creo que la producción es un trabajo muy creativo. El productor no sólo es la persona que pone el dinero. Es una figura clave que está presente desde el desarrollo del guión, hasta el rodaje de la película y la campaña de comunicación del estreno.

¿Qué importancia tienen los premios en la carrera de un realizador y en la de sus cortometrajes?


El sistema de festivales es extraño. Es complicado enjuiciar el arte y, en todo caso, este juicio queda en manos de un jurado con criterios muy diferentes. Si se van acumulando, los premios ayudan mucho, aunque también es cierto que cortometrajes que no han sido premiados han tenido éxito
y son muy apreciados por los aficionados.

Tras el premio de Venecia, la candidatura al de la Academia Europea y la del Oscar hay muchas expectativas puestas en ti ¿Temes no estar a la altura?

Creo que tienes que ser fiel a ti mismo. Saber qué es lo que quieres contar y no dejarte cegar por la presión de hacer nuevas cosas y ganar premios. También has de ser consciente de que la carrera de todo profesional, sea futbolista, director de cine o periodista, es siempre irregular.


¿Cómo se logra que actores consagrados se impliquen en los cortometrajes de directores noveles?


En el caso de Contracuerpo, Macarena Gómez no era muy conocida y, como es joven como yo, todo fue muy natural. En Alumbramiento, Mariví Bilbao sí es conocida, especialmente en su registro de comedia. Tenía claro que ella podía hacerlo -aunque entre la gente de mi entorno había dudas al respecto-, y a diferencia de otras divas del teatro, a ella le estimula mucho trabajar con gente joven.


‘Alumbramiento' habla de la "buena muerte". Mariví Bilbao se la dedica a su hermana fallecida el día que recibió el guión y tú a diferentes familiares. ¿Es un corto autobiográfico?


Está basado en la observación de experiencias personales. Concretamente, de cuando la generación de mis abuelos comenzó a morir hace unos años. También hay mucha fantasía, en concreto aquello que me hubiera gustado hacer en un momento similar si hubiera podido superar el miedo.


A pesar de las diferencias argumentales, ambos cortos comparten estética. Claroscuros, penumbras y una fotografía cálida, muy acogedora para el espectador. ¿Hay un estilo Chapero-Jackson?


Contenido y estética son lo mismo, siendo ésta el aspecto vivencial de aquel. En Contracuerpo, la luz fría transmite cómo una persona sublima una belleza que los demás vemos horripilante. En Alumbramiento, los puntos de luz cálidos hacen referencia a la persona que sirve de guía a la moribunda. Lo difícil es caminar por la línea que separa lo estético de lo efectista porque huyo del efectismo.


Ahora está preparando un largometraje. ¿Es una decisión personal o la industria le obliga a abandonar el formato corto por el largo?


La idea del largo estaba pensada hace tiempo y no es incompatible con el corto que, en mi opinión, es un arte en sí mismo. A nivel mundial el corto tiene más calidad que los largos, el problema es que no tienen salida industrial, aunque en esta sociedad de consumo rápido creo que el cortometraje tiene más sentido que nunca.


Concluyó las carreras de Bellas Artes y Cine, pero ha comenzado Interpretación y Psicología. ¿Es eso necesario para un director?


Es fundamental. En la escuela de cine se atiende a la narración, al guión, a lo estético pero sales desamparado en la dirección de actores. Si quieres entender lo humano de los personajes necesario estudiar esas disciplinas.

‘Contracuerpo', rodado hace dos años, competirá en los Óscar 2008. ‘Alumbramiento' podría hacerlo en 2009. ¿Cómo se enfrenta en la actualidad a trabajos antiguos?

Son como hijos. Tienen su propia vida, deambulan por el mundo y un buen día te escriben, te dicen "hola estoy en Australia y he ganado un premio".