Sábado, 19 de Enero de 2008

María Bayo debuta en Tokio con "La Bohéme", una ópera que le "conmueve"

EFE ·19/01/2008 - 11:03h

EFE - La soprano española María Bayo.

La soprano española María Bayo debutará mañana en la ópera de Tokio como la protagonista de "La Bohème" de Puccini, una obra que ha interpretado en varias ocasiones pero que le sigue "llegando al alma" y "conmoviendo" como "la primera vez".

La artista explicó en declaraciones a Efe que esta ópera tiene para ella un significado muy especial por la emoción que destila el texto del compositor italiano y por lo ligada que ha estado a su trayectoria personal, pues entre otros hitos fue la obra con que debutó en La Scala de Milán.

Tanto que en uno de los últimos ensayos, la soprano se emocionó durante el trágico desenlace del cuarto acto -cuando muere Mimi, su personaje- y rompió a llorar en el escenario, algo poco frecuente en ella, según ha señalado en alguna ocasión.

"Me emocioné en el aria", reconoció a Efe la artista española, por "el amor que transmite Mimi justo antes de morir", cuando está recordando tiempos pasados con su amado Rodolfo, interpretado por el tenor nipón Sano Shigehiro.

El "genial Puccini" logra un "muy emocionante último acto", que "transmite una sensibilidad" que "conmueve", explicó.

"Hay días en los que la ópera te toca la médula", señaló María Bayo con una sonrisa.

"Yo creo que cuando pierda eso, quizás no cante ya", aseguró a continuación la soprano, que agregó que "por mucha rutina" que tenga una artista, "subir a escena es muy emocionante", es "siempre como la primera vez".

Este montaje de "La Bohème" se estrenará mañana en el Nuevo Teatro Nacional de Japón, en la capital nipona, y se interpretará en tres ocasiones más a lo largo de la semana que viene.

La soprano navarra ya ha interpretado esta ópera en Barcelona, San Francisco y Tel Aviv, actuaciones de las que guarda "un recuerdo maravilloso".

Subrayó la "juventud" y vitalidad que demuestra su personaje incluso en la adversidad, unas características que cree que resalta especialmente el montaje del director italiano Maurizio Barbacini.

"El director me lo ha dado (este papel) de una forma muy juvenil, como yo lo he visto siempre", reconoció María Bayo, que recordó que los protagonistas de esta ópera son "jóvenes con hambre, pero que tienen ganas de vivir y pasarlo bien".

En este sentido, la artista española aseguró que esta puesta en escena le "gusta mucho" porque "le ha aportado una gran viveza" a su personaje.

Por otra parte, María Bayo afirmó también que Plácido Domingo es un "exponente maravilloso", ideal para interpretar una posible letra para el himno nacional de España porque "todo el mundo le conoce", pero dudo de que fuese conveniente buscarle un texto a la música, si en la actualidad no lo tiene.

Bayo también se refirió al público japonés, del que dijo guardar "un recuerdo maravilloso" y al que considera "entendido", "muy receptivo" y amante de la música clásica.

Los japoneses son "tan entusiastas" de la música, explicó la soprano, que en alguna ocasión en Europa le han llevado ediciones raras de sus obras, discos suyos que ella "ni siquiera sabía que existían" y para pedirle que les dedicara un autógrafo.

Entre los próximos compromisos de la artista se encuentran un recital de piano en Tokio, que tendrá tras las cuatro sesiones de "La Bohème", al que seguirán otros "muchísimos proyectos" a lo largo de 2008.