Archivo de Público
Miércoles, 20 de Julio de 2011

Dos de los cuatro imputados en el 'caso de los trajes' se declaran culpables

El ex vicepresidente del Consell valenciano Víctor Campos y el ex jefe de gabinete de la Consellería de Turismo de la Generalitat de Valencia Rafael Betoret aceptan la acusación. Quedan Ricardo Costa y Francisco Camps

PÚBLICO.ES ·20/07/2011 - 11:10h

EFE - Víctor Campos, en una imagen de archivo.

Dos de cuatro. El ex vicepresidente del Consell valenciano Víctor Campos, y el ex jefe de gabinete de la Consellería de Turismo de la Generalitat de Valencia Rafael Betoret, dos de los cuatro imputados en la 'causa de los trajes', junto al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, han aceptado la acusación en el caso y se conforman con la pena más alta.

El ex secretario general del PPCV y diputado en las Cortes Valencianas Ricardo Costa ha abandonado sobre las 11.30 horas la cámara autonómica —donde ha asistido esta mañana a un pleno sobre el Corredor Mediterráneo— sin hacer declaraciones a los medios. "No tengo nada que decir y cuando tenga algo que decir lo diré", se ha limitado a declarar. En su cuenta en Twitter lleva toda la jornada dando las "gracias".

El abogado de Camps, Xavier Boix, ha abandonado por su parte la sede del TSJCV, informa Belén Toledo. Ha rechazado aclarar si su defendido ha aceptado declararse culpable por cohecho. Camps no ha asistido a ninguno de los dos actos previstos para hoy en Castellón, con los que habría retomado su agenda oficial desde la semana pasada, como tampoco ha acudido a un pleno extraordinario de Les Corts Valencianes.

El presidente del tribunal del jurado fijará la condena para Campos y Betoret por cohecho pasivo impropio en una sentencia que dictará en los próximos días, según ha avanzado el Tribunal Superio de Justicia de la Comunidad valenciana en su cuenta en Twitter.

Campos afirmó la semana pasada, nada más conocer la decisión del juez Flors, que era "una persona honrada y es una decisión injusta".

La clave ahora se encuentra en Ricardo Costa. De él depende que Camps pueda declararse también culpable

Betoret, actual jefe de protocolo de la Diputación de Valencia, ha llegado al Palacio de Justicia a pie y junto a su abogado, y ha rechazado hacer declaraciones a los numerosos medios de comunicación que se agolpan a las puertas de la sede judicial.

Consciente de que pueda pasar cualquier cosa, la vicepresidenta del Gobierno valenciano, Paula Sánchez de León, ha ratificado el apoyo "unánime e inquebrantable" de todos los miembros del Consell al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, "en cualquiera de las decisiones que adopte".

Las posibilidades

La clave ahora se encuentra en Ricardo Costa. De él depende que Camps pueda declararse también culpable, pagar la multa y tratar de que la sociedad olvide el caso que le lleva atormentado más de un año. Si Costa no diese su conformidad, el juicio seguiría adelante.

Si los cuatro aceptan declararse culpables el presidente del jurado, el juez del TSJ valenciano Juan Climent, dictaría lo que se conoce como sentencia condenatoria de conformidad. Camps, Campos, Climent y Costa deberían abonar los 49.500 euros de multa solicitados por los socialistas para cada uno de ellos. 

Si Camps no dimite y acude a la vía de la conformidad, se convertirá en el primer presidente autonómico en lustros que gobierna con una condena por soborno a sus espaldas. El único precedente conocido es el del cántabro Juan Hormaechea, también del PP. 


Sin "presunción de inteligencia"

La polémica por la imputación de Camps se ha recrudecido este miércoles por las palabras del presidente del Congreso, José Bono,  que ha calificado de "políticamente pornográfica" la situación creada tras el procesamiento del president, a quien no le concede la "presunción de inteligencia". "La presunción de inocencia hay que concedérsela, no así la presunción de inteligencia, que no se la merece", ha subrayado.