Archivo de Público
Miércoles, 20 de Julio de 2011

La ONU declara el estado de hambruna en el sur de Somalia

"Cada día que nos retrasemos en dar ayuda, es cuestión de vida o muerte", alerta Naciones Unidas

PÚBLICO.ES / EFE ·20/07/2011 - 09:57h

AFP - Un niño refugiado en un hospital de Mogadiscio. -

Naciones Unidas ha declarado el estado de hambruna en dos regiones del sur de Somalia, situación que no se vivía en el Cuerno de África desde las sequías de los años 90 en Etiopía. Asimismo, la ONU ha alertado de que si no se actúa ya, la hambruna se extenderá a toda la zona sur del país debido a las pobres cosechas y a los brotes de enfermedades infecciosas.

"Cada día que nos retrasemos en prestar asistencia es, literalmente, cuestión de vida o muerte para los niños y sus familias en las áreas afectadas por la hambruna", ha denunciado desde Nairobi el coordinador de Asuntos Humanitarios de la ONU para Somalia, Mark Bowden.

Casi la mitad de la población de Somalia está en crisis humanitaria

Los datos facilitados por las Naciones Unidas muestran que casi la mitad de la población de Somalia, unos 3,7 millones de personas, están en crisis humanitaria, de los cuales 2,8 se encuentran en el sur, bajo control de la milicia integrista islámica Al Shabab, vinculada a Al Qaeda, que el pasado día 5 de julio levantó el veto impuesto en 2010 a que las organizaciones humanitarias operaran en sus dominios. 

Según la ONU, esta hambruna representa la situación de inseguridad alimentaria más grave que hay hoy en el mundo, en un país que padece los índices de malnutrición más altos del planeta, con picos que alcanzan el cincuenta por ciento en algunas zonas del sur del país.

De los 1.000 millones reclamados por la ONU, sólo se han comprometido 200

La sequía y sus devastadores efectos en el Cuerno de África mantienen en situación crítica a al menos 10 millones de personas de la región. No obstante, la ONU no prevé que la hambruna vaya más allá del sur de Somalia, pese a la situación de grave crisis alimentaria que padecen el sur de Etiopía y norte de Kenia.

La ONU ha pedido que los países ricos aporten mil millones de dólares. Actualmente sólo se ha comprometido 200 millones. Ayer, Naciones Unidas avisó de que unos 500.000 niños se encuentran en "inminente riesgo de muerte" por la malnutrición, que también afecta al 50% de los refugiados que huyen del conflicto y la sequía en Somalia.