Miércoles, 3 de Octubre de 2007

Obama quiere prohibir todas las armas nucleares

Hillary Clinton encabeza con claridad las encuestas de intención de voto

PÚBLICO ·03/10/2007 - 20:36h

El senador demócrata en un mítin. AFP

El aspirante demócrata a la presidencia de EEUU, Barack Obama, aseguró el martes que si se instala en la Casa Blanca buscará un acuerdo para prohibir las armas nucleares en el mundo. “América  debe trabajar para que no exista este tipo de armamento”, indicó durante un acto de las elecciones primarias del Partido Demócrata celebrado en la Universidad DePaul de Chicago. Sin embargo, algunos analistas consideran que esta revolucionaria propuesta enmascara, en realidad, una maniobra para acortar la distancia sideral que le lleva Hillary Clinton en la batalla por la candidatura demócrata a las presidenciales de 2008.

egún la última encuesta publicada por el diario The Washington Post, la senadora por Nueva York aventaja a Obama en 33 puntos y, lo que es peor para sus intereses, “la popularidad de Clinton ha aumentado un 14% durante los tres últimos meses”. El tercer aspirante en liza, el ex senador John Edwards, también le atizó de lo lindo al acusarle de copiar de su programa “los apartados referentes a la asistencia sanitaria, lucha contra la pobreza y ahora con la eliminación de las armas nucleares”, señaló su portavoz Colleen Murray. Las críticas a Obama no amainaron ayer, tras reconocer el senador de Illinois que “se sentaría a hablar con La Habana y Teherán”, dos regímenes proscritos en el imaginario político estadounidense, si logra ser presidente.

El contraataque del senador de Illinois está centrado en impedir que Clinton conquiste el ala más izquierdista del Partido Demócrata con sus ofertas de protección social y de lucha contra la pobreza. Obama
dijo que Hillary “representa la política de siempre, no la ruptura con la políticade siempre que necesitanlos votantes”. Clinton no sólo supera a Obama en las encuestas. La mujer del ex presidente ha recaudado seis millones de dólares más que su rival.

Pero a Obama le han salido amigos donde menos lo esperaba. Los empleados de los seis grandes bancos de inversión de Wall Street han donado más de un millón de dólares a su campaña, frente a 664.000 dólares para Clinton, según informó ayer The New York Times.