Viernes, 18 de Enero de 2008

La adjudicación del túnel del AVE bajo Barcelona a Sacyr mejora el clima en infraestructuras

EFE ·18/01/2008 - 15:39h

EFE - ADIF ha adjudicado hoy las obras de plataforma y vía del túnel de conexión Sants-La Sagrera del AVE en Barcelona a la UTE, formada por Sacyr, SAU, Cavosa y Scrinser. En la foto, el túnel por el que pasará el AVE en el tramo Sant Joan Despí-Sants.

La adjudicación hoy del túnel del AVE bajo Barcelona a la UTE liderada por Sacyr ha mejorado el clima de desánimo que se vivía en Cataluña alrededor de las infraestructuras, y ha sido muy bien recibido por los diferentes representantes políticas socialistas.

El consejo de administración del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha decidido adjudicar, en su reunión celebrada hoy, las obras de plataforma y vía del túnel de conexión Sants-La Sagrera del AVE en Barcelona a la UTE, formada por Sacyr, SAU, Cavosa y Scrinser.

Esta obra contempla una inversión de 179,3 millones de euros y un plazo de ejecución de 35 meses, si bien no se empezará a perforar hasta dentro de un año, ya que la infraestructura precisa un complejo proyecto constructivo.

El tramo adjudicado es de 5,64 kilómetros de longitud, parte de la estación de Sants y discurre hasta la futura estación de La Sagrera.

Los primeros 422 metros, así como los 395 últimos se realizarán mediante el sistema de falso túnel entre pantallas, mientras que los 4.832 metros restantes se construirán con el empleo de tuneladora, y según Adif, esta solución se ha adoptado para conseguir que el túnel no discurra en ningún punto de su recorrido bajo edificios, y que lo haga siempre por la zona central de las calles Mallorca, Diagonal y Provença.

En el caso del túnel en las proximidades de la Sagrada Familia, uno de los aspectos más polémicos de la obra, y con carácter previo al paso de la tuneladora, se dispondrá una protección específica mediante una pantalla permeable de pilotes de 1,5 metros de diámetro y unos 40 metros de profundidad.

En la clase política, el conseller de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat, Joaquim Nadal, ha asegurado hoy que la adjudicación de las obras del túnel del AVE entre Sants y La Sagrera, en Barcelona, es "un paso más" en la percepción de la mejora de las infraestructuras en Cataluña.

"Estamos avanzando en la buena dirección y poco a poco se irá percibiendo que en Cataluña se está invirtiendo en infraestructuras como nunca", ha afirmado Nadal.

Por su parte el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, quien más había presionado para que no se aplazara la adjudicación del túnel, ha valorado que es una "muy buena noticia", ya que además de impulsar la construcción de la línea de alta velocidad, permitirá duplicar la capacidad de las Cercanías y desarrollar urbanísticamente el norte de la ciudad.

Hereu ha afirmado que el ayuntamiento encabezará el proceso de seguimiento de esta obra para garantizar un "seguimiento exhaustivo y cercano" de las obras.

Por su parte, la número uno del PSC a las elecciones generales por Barcelona, Carme Chacón, ha afirmado hoy que la adjudicación de las obras del túnel del AVE en Barcelona demuestra que sólo José Luis Rodríguez Zapatero y los socialistas son "de fiar", mientras que PP y CiU han cambiado de opinión por el mero hecho de estar en la oposición.

Pero a parte de la satisfacción socialista, el tema del AVE ha seguido siendo objeto de polémica política, y así CiU ha propuesto un plan que prevé que en 2009 la Generalitat tenga traspasada toda la red ferroviaria en Cataluña, incluidas las vías de interés general del Estado, como la del AVE, para crear una "administración única" catalana que se ocupe de estas infraestructuras.

El plan, que estará incluido en el programa electoral de CiU, se iniciaría en una primera etapa con la transferencia, en 2008, de la la gestión del servicio de Cercanías y trenes regionales, tal y como permite el actual Estatuto catalán.

El líder de la oposición municipal de CiU, Xavier Trias, ha calificado la decisión de "lamentable", y todo apunta que esta obra será caballo de batalla electoral tanto para CiU como para el PPC, tal y como ya ha avanzado la candidata del PPC, Dolors Nadal.

Por otro lado, el presidente del grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, ha asegurado que la adjudicación del túnel "confirma que Zapatero menospreció la mayoría del pleno municipal y de Barcelona".

ERC, en cambio, se ha desmarcado del proyecto y el presidente del grupo de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Portabella, ha manifestado que la adjudicación de las obras "sin contar con mayorías políticas ni sociales es un error político".