Viernes, 18 de Enero de 2008

Aguirre: "Pizarro no ha venido a servirse del PP"

Maria Jesús Güemes ·18/01/2008 - 20:42h

La presidenta de la Comunidad de Madrid estaba ayer exultante junto a Manuel Pizarro. Esperanza Aguirre no sólo estaba contenta por contar con él como número dos, sino también porque el ex presidente de Endesa le había robado el protagonismo a Alberto Ruiz Gallardón.

Lo reconoció implícitamente al señalar que el PP ha tenido la suerte de que el ex presidente de Endesa venga a "servir al partido y no a servirse del partido".

Aguirre, que acudió a Carabanchel, uno de los barrios obreros de la capital, presentó a Pizarro como "el candidato de la gente que trabaja y de los jóvenes".

Además dijo que el ex directivo era un "superclase en lo profesional y en lo humano" y reconoció que se había emocionado al verle llegar a la sede del PP para " saludar y ofrecerse para empezar a trabajar".

Por lo visto esa actitud "de servicio, trabajo y la humildad propia de la grandeza que le carateriza", impactó a la presidenta madrileña.

Indirectas
Por si a alguien no le quedaba claro recordó que no es "el fichaje de un divo sino el de un trabajador incansable". Cada palabra sonaba a indirecta y el auditorio prestaba atención para detectar los dardos que le lanzaba a Gallardón.

El mensaje parecía ir dirigido a Gallardón y no al fichaje estrella del PP. Cuando incidió en que la clave del éxito de Pizarro era su falta de estrategia, el hecho de que "no urdió nada" sino que "tuvo principios y convicciones", algunos lo interpretaban con otras claves.

Por su parte Pizarro se estrenó dando su primer "mitin". Dijo que quería hablar de futuro pero se refirió al pasado. Tampoco quiso adelantar propuestas económicas o entrar en política. Prefirió presentarse a sí mismo y prometer ante los militantes que se había unido al partido para "dar callo con pico y pala".

Su primera intervención será recordada. Aseguró que a él lo que le gusta es ser el número dos porque "obedece y no se equivoca nunca". Pidió perdón por los fallos que pudiera cometer. Explicó porque le honraba "suceder y no sustituir" a Rodrigo Rato y cuando se interesaron por si se mantendría en política en caso de que el 9 de marzo el PP perdiera, preguntó si alguien le había visto alguna vez "dar un paso atrás".

Pizarro también se mostró muy dispuesto a mantener un cara a cara con Pedro Solbes y "con todos los que quieran". "¡Que vayan pasando! He venido para eso. He tenido muchísimas raciones de talante en los últimos dos años y ya estoy cansado", exclamó exaltado.

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía recogió el guante y aseguró que él está dispuesto a debatir con él "en el foro y en el contexto que estime pertinente" para "convencerle" de que "algunas" de sus recetas económicas "tienen que ser más matizadas".

Campaña de Gallardón
En el acto no había ni rastro del equipo del regidor. Él no había podido asistir porque estaba de viaje oficial en Moscú. Sólo se encontraba allí la concejala y mujer de Aznar, Ana Botella,bien escoltada por Francisco Granados y Ángel Acebes.

Pizarro aseguró que el alcalde hará campaña con él. Los colaboradores de Gallardón aseguran que "irá donde diga el partido". Por lo visto no sólo en la capital. Ayer, el presidente del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, adelantó que allí les esperan a los dos. La foto es esperada. D

Noticias Relacionadas