Viernes, 18 de Enero de 2008

Nicholson y Freeman defienden su último trabajo de las malas críticas recibidas

EFE ·18/01/2008 - 21:05h

EFE - El actor estadounidense Jack Nicholson abraza a la actriz infantil Taylor Ann Thompson durante el estreno del film "The Bucket List" en Los Ángeles (EEUU) el mes pasado.

Jack Nicholson y Morgan Freeman defendieron hoy en París su primer trabajo conjunto, dirigido por Rob Reiner, "The bucket list", una comedia dramática sobre el final de la vida que llegará a las pantallas españolas el próximo día 1 y que ha conquistado al público estadounidense a pesar de las malas críticas.

Los dos intérpretes encarnan a dos enfermos terminales de cáncer, muy diferentes, -un multimillonario avaricioso (Nicholson) y un modesto mecánico (Freeman)- pero que deciden emprender un viaje con la finalidad de hacer realidad los sueños que siempre habían tenido.

A pesar de las malas críticas que "The bucket list" ha recibido en Estados Unidos, el filme ha sido un éxito de taquilla en aquel país.

"La audiencia es la verdadera crítica de los filmes", opinó Reiner en defensa de su trabajo, a lo que Nicholson añadió que "la gente quiere sentirse implicada en las películas. Eso hace que un filme tenga éxito o no".

"The bucket list" (que en España se estrenará bajo el título de "Ahora o nunca") ha permitido reunir a dos grandes veteranos del cine contemporáneo como Nicholson, con tres Oscars en su haber, y Freeman, que ganó la estatuilla al mejor actor en 2004 por "Million Dollar Baby".

"Cuando supe que Morgan había aceptado me puse muy contento", aseguró Nicholson, a lo que Freeman añadió bromeando que "en el momento en que Jack aceptó se convirtió en mi mejor amigo".

Los dos actores han colaborado plenamente, según Reiner, en los retoques del guión, especialmente Nicholson, quien en ocasiones anteriores ya ha trabajado como guionista.

"Es una gran suerte poder contar con colaboradores de la talla de Nicholson para ajustar y reescribir los diálogos", apuntó el director.

El director explicó que es un filme que expresa algo sobre lo que mucha gente, entre los que se incluye, reflexiona a menudo.

"Es este tipo de películas las que me gusta firmar", dijo el director, quien ya había trabajado con Nicholson con anterioridad en el largometraje "A few good men" (Algunos hombres buenos), por el que el veterano intérprete fue nominado al Oscar de Hollywood.