Viernes, 18 de Enero de 2008

Cierre total de Gaza hasta nueva orden

El Ejército justificó su acción como represalia por el lanzamiento de cohetes contra las poblaciones israelíes del Neguev

EUGENIO GARCÍA GASCÓN ·18/01/2008 - 20:21h

Israel cerró ayer indefinidamente todos los puntos de entrada en la franja de Gaza que todavía permanecían abiertos como medida de castigo colectivo contra más de un millón y medio de palestinos.

El Ejército justificó su acción como represalia por el lanzamiento de cohetes contra las poblaciones israelíes del Neguev, que se han incrementado sustancialmente desde que el martes Israel mató a 20 palestinos.

UNRWA, la agencia de la ONU que asiste a los refugiados, confirmó que ha suspendido la ayuda humanitaria a las familias registradas como desplazados.

"Se ha cerrado Gaza completamente, lo que va a agravar una situación que ya es desastrosa. Es imprescindible que se abran los puntos de entrada para que la penosa situación de Gaza no se deteriore", comentó Christopher Gunness, portavoz de UNRWA.

Anteriormente, por los puntos que permanecían abiertos sólo pasaba ayuda humanitaria, es decir productos básicos de alimentación, como harina o aceite, y combustible.

"Ha llegado el momento de que Hamás decida si prefiere combatir o hacerse cargo de su población. Es inaceptable que la gente en Sderot viva con miedo cada día mientras la gente de Gaza hace vida normal", dijo Shlomo Dror, portavoz del ministerio de Defensa.

Sus palabras, sin embargo, no coinciden con la realidad, puesto que la población de Gaza vive sometida a un férreo bloqueo internacional auspiciado por Israel desde que Hamás tomó el control de la franja en junio pasado.

Los contrabandistas han creado un floreciente mercado negro que funciona en la ciudad de Rafah, en la frontera con Egipto, donde se venden productos como queso o leche condensada, que son en realidad de lujo porque sus precios desorbitados quedan fuera del alcance de la mayoría de la población.

Los productos entran en Gaza a través de los túneles excavados por debajo del muro de hormigón que Israel levantó antes de la evacuación hace dos años y medio. Las milicias los utilizan también para introducir armas y explosivos.

No cabe duda de que el cierre total de Gaza actuará como elemento de presión sobre Hamás, pero no está claro si la organización fundamentalista detendrá el lanzamiento de cohetes, que reanudó tras la ofensiva israelí del martes después de más de seis meses de alto el fuego unilateral.

Escalada militar

En las últimas semanas Hamás ha propuesto varias veces un alto el fuego bilateral pero las autoridades israelíes lo han rechazado. Hamás, por su parte, permite que otras milicias disparen cohetes a diario contra las poblaciones del Neguev.

En lo que va de semana, los milicianos palestinos han disparado casi 200 cohetes que no han causado daños personales graves. Un voluntario ecuatoriano que trabajaba en un kibutz cercano a Gaza murió el martes por los disparos de un francotirador palestino. Desde entonces Israel ha matado a más de treinta palestinos, entre milicianos y civiles.

Mientras tanto, la aviación israelí destruyó la sede vacía en Gaza del Ministerio del Interior, causando la muerte de una mujer y unos 40 heridos.

IGLESIA CATÓLICA: La 'ceguera' de los corazones judíos

Benedicto XVI ha decidido modificar el contenido tradicional del misal en latín, según el diario italiano ‘Il Giornale’. El texto, que se reza en Viernes Santo, se refiere a la “ceguera de los corazones judíos” y pide a Dios que quite el velo que tapa sus corazones para que acepten a Jesucristo.

El misal fue reintroducido en la liturgia por el papa junto a la misa en latín en un gesto destinado a satisfacer a los sectores más tradicionalistas de la Iglesia católica, descontentos con las reformas del Concilio Vaticano II.

‘Il Giornale’ dice que la alusión a la ceguera será eliminada y que es probable que haya otros cambios más profundos.El gesto de Ratzinger recibió duras críticas por parte de la comunidad judía norteamericana.

El papa tiene previsto visitar Estados Unidos a finales de abril. Se temía que estos grupos protagonizaran protestas por la reintroducción de unas palabras que tienen mucho que ver con el antisemitismo de tiempos antiguos.