Viernes, 18 de Enero de 2008

El gran ajedrecista serbio Gligoric elogia la figura de Bobby Fischer

EFE ·18/01/2008 - 13:45h

EFE - El estadounidense Bobby Fischer, figura legendaria del ajedrez universal, ha muerto hoy a los 64 años en Islandia, país en el que vivía.

La leyenda del ajedrez yugoslavo Svetozar Gligoric elogió hoy la figura de Bobby Fischer, con quien mantenía una amistad durante medio siglo, asegurando que era "superior a sus contemporáneos como ningún campeón mundial anterior".

"Su contribución al ajedrez mundial es inconmensurable, porque con su perseverancia en defender el respeto hacia el ajedrez como gran invención del cerebro humano y valor artístico y deportivo, estaba dispuesto a cualquier sacrificio personal", dijo Gligoric.

Recalcó que "el respeto de que gozaba Fischer era tan grande que cualquier actividad suya era reconocida", incluida su pugna por un estatus nuevo para el ajedrez.

"Los posteriores ajedrecistas que subieron a la cúspide mundial llegaron a ser ricos gracias a sus méritos para que el ajedrez se ganara el estatus que antes no tenía", declaró Gligoric a la BBC en serbio en un programa compartido con la emisora serbia B92.

Gligoric conoció a Fischer en 1958, cuando el ya entonces campeón estadounidense, a los 15 años de edad, había llegado a la antigua Yugoslavia para un torneo internacional.

"Nuestra amistad duró medio siglo. Sólo que en los últimos años no hubo encuentros, desde que se había ido de Europa a Japón sólo tuvimos contactos esporádicos", indicó Gligoric, de 83 años.

Admitió que ha recibido la noticia sobre la muerte de Fischer "con menos sorpresa de lo que debía" ya que el hecho de que estaba en el hospital "significaba que se trataba de algo muy serio", y recordó que el ex campeón "odiaba ir al hospital, se consideraba sano y solía evitar toda ayuda médica".

El estadounidense Bobby Fischer, figura legendaria del ajedrez mundial, murió hoy a los 64 años tras una larga enfermedad, en Reikiavik, capital islandesa, donde vivía desde marzo de 2005, refugiado de la justicia de su país.