Viernes, 18 de Enero de 2008

Presidente de Astillero: "El daño ya está hecho, no queremos hacer más sangre"

EFE ·18/01/2008 - 18:26h

EFE - La consejera de Cultura del Gobierno Vasco, Miren Azkarate (i), durante su comparecencia ante el Parlamento, junto al director de Deportes de su departamento, José Ramón Garai, para explicar la sanción que el Ejecutivo vasco impuso al entrenador y a 14 remeros de Astillero. El TSJPV ha rehabilitado a los remeros y ha anulado su sanción.

El presidente de la SDR Astillero, Francisco Gárate, ha abogado hoy por normalizar la situación deportiva del club ingresando en las divisiones inferiores del remo, sin exigir responsabilidades por la sanción ahora anulada, "porque el daño ya está hecho" y él no quiere "hacer más sangre".

Tras conocer la sentencia que rehabilita al entrenador y a 14 remeros del club (parte de ellos hoy enrolados en otros equipos) de la acusación de haberse negado a un control antidopaje, Gárate ha expresado a Efe su alegría por los deportistas y también por la propia SDR Astillero, "porque el club también lo ha pagado".

Gárate ha recordado que, desde que fue sancionada por el Gobierno vasco, la Sociedad Deportiva de Remo Astillero se ha quedado al margen de las competiciones deportivas de traineras y ha soportado que "se sembraran sospechas" sobre la limpieza de sus victorias que teme que "resultará difícil borrar", pese a la sentencia de hoy.

Sin embargo, el presidente de Astillero no es partidario de exigir responsabilidades ni de abrir nuevos procedimientos contra quienes les acusaron de dopaje o les excluyeron de la Liga ACT, sino que aboga por "normalizar" la situación del club y dar los pasos necesarios para ingresar en la Asociación del Remo del Cantábrico (ARC, organizadora de la segunda y tercera división del remo).

Sólo pide que se devuelvan al club los 99.000 euros que aportó como fianza para conseguir la suspensión cautelar de la sanción que prohibía a esos remeros competir durante dos años en el País Vasco.

Gárate precisa que ésa es sólo su opinión personal, pero también recalca que así lo defenderá ante la directiva, cuando se reúna.

El presidente de Astillero se alegra "sobre todo por los remeros, que lo han pasado muy mal". Parte de ellos ya no forman parte de la bancada de la "San José", sino que llevan tiempo enrolados en otras traineras -como Castro, Pedreña, Kaiku o Arkote-, con la amenaza que representaba para ellos la sanción hoy revocada por los tribunales.

"A la moral del equipo le va a venir bien. Ha sido mucho lo que ha sufrido", añade Francisco Gárate.

El presidente del club confía en que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que reconoce que sus remeros no se negaron a someterse a un control antidopaje, sino que sólo ejercieron sus derechos, no interfiera en su ingreso en la ARC.