Miércoles, 3 de Octubre de 2007

Vueling cierra a 8 euros y llega a ras de suelo

Glòria Ayuso ·03/10/2007 - 20:31h

Vueling intenta planear a ras de suelo. El anuncio de posibles pérdidas de la compañía de hasta 10 millones de euros para 2007 tuvo ayer su respuesta en el parqué. La aerolínea se desplomó con un descenso del 17,18%, de modo que al cerrar la sesión sus acciones se cambiaban a 8 euros por título. A la recomendación de venta de Goldman Sachs se sumó ayer el Banco Portugués Investimento.

Vueling salió ayer al paso explicando que la posición de caja de la compañía supera los 110 milones. El director financiero, Antonio Grau, afirmó que la caja se mantendrá incluso en el peor mes de ventas, que suele ser en febrero de 2008. Grau añadió que las ventas se mantienen.

Desplome

Veinticuatro horas después de la suspensión de la acción decretada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores tras conocerse la existencia de pérdidas, empezó el descenso imparable. De poco sirvió la adjudicación a Vueling de un espacio en la nueva terminal de Barcelona. El martes se desplomó un 12,25%. Ayer por la mañana el valor del título pasó de 9,66 euros en la apertura de la sesión a los 8,55. Al cierre, había caído hasta los 8 euros.

No ayudaron las recomendaciones. El banco Goldman Sachs reiteró su invitación de "vender", tras rebajar su precio sobre Vueling de 12 a 2,5 euros por acción. Ayer se sumó el Banco Portugués Investimento, que recortó el precio a 3,15 euros, y aconsejó también la venta.

La compañía salió a Bolsa el 1 de diciembre a 30 euros por acción y se colocó a46 a mediados de marzo. El descenso de ventas por la guerra de precios, la segunda revisión de resultados en pocos meses y la dimisión del presidente, Javier Abad, han desembocado en la debacle.