Viernes, 18 de Enero de 2008

El PSOE dice que Pizarro no es el candidato de los trabajadores sino de los millonarios

EFE ·18/01/2008 - 14:58h

EFE - El portavoz parlamentario del PSOE, Diego López Garrido, ayer durante unas declaraciones.

El portavoz parlamentario del PSOE, Diego López Garrido, ha advertido hoy de que el ex presidente de Endesa Manuel Pizarro no es el candidato de los trabajadores, como ha dicho la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, sino el candidato de quienes tienen "miles de millones" en su patrimonio.

En declaraciones efectuadas en el Congreso, López Garrido se ha preguntado si "se puede decir" como hace Aguirre que el "número dos" en la lista del PP por Madrid es el candidato de los trabajadores cuando en su día recibió 2.500 millones de las antiguas pesetas como "finiquito" tras abandonar su puesto de directivo en Endesa.

"¿Eso es lo que reciben los trabajadores españoles cuando se van de sus empresas?", ha remarcado para apuntar que ese dinero que fue a su bolsillo salió de las tarifas cobradas por la eléctrica a los consumidores y también de "recortes" salariales a su empleados.

"Pizarro no es el candidato de los trabajadores, es más bien el candidato de las personas que tienen miles de millones en su patrimonio o de las multinacionales extranjeras", ha subrayado.

También le ha reprochado su propuesta económica sobre la necesidad de "ajustar el gasto" porque deja claro que la "receta" económica de Pizarro es "bajar los salarios y trabajar más: lo de siempre de la derecha".

Diego López Garrido ha aprovechado su comparecencia ante los periodistas para hacer hincapié en que en el PP la crisis "sigue abierta" tras los "acontecimientos asombrosos" en este partido que han derivado en la exclusión del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, de las listas de esta fuerza política al Congreso.

A su juicio, el líder del PP, Mariano Rajoy, sigue sin dar explicaciones sobre el "veto" a Gallardón y cuanto más tarde en hacerlo "más se va a ahondar la crisis" en este partido, además "en el peor momento" porque está embarcado en una campaña electoral.