Viernes, 18 de Enero de 2008

Manuel Fernández opina que hay 10.000 empresas que es mejor que desaparezcan por su precariedad

EFE ·18/01/2008 - 16:56h

EFE - El secretario general de la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT, Manuel Fernández "Lito", se ha mostrado partidario de que desaparezcan unas 10.000 empresas de la construcción que se dedican a especular y dar empleo precario.

El secretario general de la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT, Manuel Fernández "Lito", se ha mostrado partidario de que desaparezcan unas 10.000 empresas de la construcción que se dedican a especular y dar empleo precario.

Manuel Fernández "Lito" ha dicho a los periodistas, minutos antes de la clausura de las jornadas regionales de Política Industrial y Negociación Colectiva en Burgos, que la situación económica en España es buena, se sigue creciendo por encima de la media europea y las empresas ganan dinero.

Por ello, según ha añadido, la UGT mantendrá su exigencia en la negociación colectiva de incrementos salariales con cláusulas de revisión que garanticen el poder adquisitivo de los trabajadores.

Lito ha afirmado que los trabajadores "tienen todo el derecho a crecer en sus salarios" y, por ello, exigirán crecimientos salariales por encima del IPC real.

Asimismo, se introducirán otras exigencias en materia de igualdad laboral y medidas que reduzcan la siniestralidad laboral.

Manuel Fernández ha agregado que se echa en falta una auténtica política industrial y ha apostado por las inversiones y por una modernización basada en las nuevas tecnologías y la competitividad, no en la moderación salarial.

A su juicio, lo que hay que empezar a cambiar es el "modelo productivo" de algunas empresas, cuya competitividad no debe depender de la moderación salarial de los trabajadores, sino de más desarrollo tecnológicamente para llegar a nichos de producción similares a los comunitarios.

Ha señalado que España carece de un modelo de política industrial que fomente más inversiones, mayor formación y un desarrollo altamente tecnológico.

Manuel Fernández ha negado que la construcción esté inmersa en una profunda crisis y ha recordado que de los dos millones de trabajadores que hay en este sector, el 50 por ciento está empleado en la obra pública.

En este sentido, ha afirmado que está garantizada para los próximos doce años una alta actividad en la construcción de infraestructuras públicas y que la vivienda libre se cambiará por la construcción de viviendas protegidas.

Ha reconocido que en el sector de la construcción se están perdiendo empleos, pero a su juicio "no se puede dramatizar con que va a haber un problema tremendo".

Manuel Fernández ha dicho que "no me importa nada" que desaparezcan 10.000 empresas de la construcción, que emplean en precario y se dedican sobre todo a especular.

"Lito" ha señalado que "los constructores piratas, estos sinvergüenzas que se dedican a especular, lo que llaman en el argot de la construcción pistoleros, que esas empresas caigan no me preocupa".