Viernes, 18 de Enero de 2008

El esposo y el cuñado de la azafata viguesa asesinada declararán ante el juez esta tarde

EFE ·18/01/2008 - 11:33h

EFE - Los hermanos Mouzo Barros que han sido imputados en el caso de asesinato de la azafata viguesa Elena Calzadilla, asesinada hace dos años, en el momento de entrar esta mañana en el juzgado de la localidad coruñesa de Noia.

El esposo y el cuñado de la azafata viguesa asesinada hace dos años comenzarán a declarar ante el juez a primera hora de esta tarde, informaron a Efe fuentes del Tribunal Superior de Xusticia de Galicia (TSXG).

Las mismas fuentes señalaron que tanto el marido de la fallecida, Ernesto E.B., como el cuñado, Marcos E. B., llevan en las dependencias judiciales desde primera hora de la mañana de hoy, pero que aún no han prestado declaración ante el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Noia (A Coruña).

Fuentes de la investigación explicaron a Efe que el marido de la azafata viguesa fallecida fue detenido por la Guardia Civil el pasado martes en Porriño, como presunto "inductor intelectual" del crimen de esta mujer, en su casa de veraneo en Porto do Son (A Coruña).

La víctima, Elena C., de 40 años, azafata de la compañía Iberia en el aeropuerto vigués de Peinador, apareció muerta con un fuerte golpe en la cabeza en su chalé familiar de esa localidad coruñesa en diciembre de 2005. Los investigadores apreciaron que una ventana del inmueble estaba rota.

Fuentes de la Guardia Civil explicaron que, tras dos años de investigaciones, el pasado martes fue detenido en Porriño (Pontevedra) el esposo de la fallecida, mientras el hermano de éste, fue apresado el miércoles en Vigo.