Viernes, 18 de Enero de 2008

Aznar acusa al Gobierno de contar con los dirigentes de izquierda "más ultras de Europa"

El ex presidente se niega a abordar asuntos de actualidad, como la defenestración de Alberto Ruiz-Gallardón, y puntualiza que sólo responde a preguntas sobre su tercer nieto

EFE ·18/01/2008 - 14:21h

José María Aznar, a su llegada para intervenir en la clausura hoy de las jornadas "Antonio Maura, en el aniversario del 'Gobierno Largo", que organizó la Fundación FAES. EFE/Javier Lizón

El Gobierno actual tiene los dirigentes de izquierda "más ultras de Europa" y además es "la única izquierda del mundo desarrollado que no cree en su propia nación". Son palabras, hoy, de José María Aznar.

El ex presidente no se ha querido pronunciar sobre la exclusión de Alberto Ruiz-Gallardón de las listas ni otros temas de actualidad, y se ha limitado a decir que "no entendía" a menos que los periodistas le preguntasen por el nacimiento de su tercer nieto.

El ex presidente ha destacado que el concepto de nación española "no era discutido ni discutible, hasta hace poco, por los presidentes del Gobierno de España" y ha acusado al actual Ejecutivo de querer implantar un modelo "que pasa por la disgregación de la nación española".

Aznar ha advertido que para lograr ese objetivo el Gobierno necesita "desvirtuar el libre intercambio de ideas" y "quiere acabar con la genuina alternancia en el poder de proyectos alternativos al suyo".

Así, ha remarcado que el propósito del actual Partido Socialista es "sacar permanentemente al PP del sistema de partidos".

Mentiras y más mentiras 

También se ha referido a cómo la "izquierda descreída combate la idea de nación española" y "ha inventado falsas naciones sin otro objetivo que socavar la verdadera".

En referencia al terrorismo, ha acusado al Gobierno de llevar cuatro años "engañándonos en sus sórdidas negociaciones políticas con los terroristas" y ha considerado que el Ejecutivo se equivocó "cuando pretendió aplicar la injusticia de la impunidad y autorizar que los terroristas ocupen instituciones democráticas"

Además de "humillar e insultar" con ello a las víctimas del terrorismo, "algo que ningún gobierno hizo antes", dijo.

Ha criticado al Ejecutivo de utilizar la historia "como arma arrojadiza" sin otro objetivo que "despertar los peores instintos, azuzar odios y provocar la crispación", en referencia a la Ley de la Memoria Histórica.

Noticias Relacionadas